Las Provincias

Rajoy descarta en su ronda de contactos la gran coalición con el PSOE

vídeo

Mariano Rajoy conversa con el secretario general de CC, José Miguel Barragán (i), en presencia del presidente de Canarias, Fernando Clavijo (c). / Efe | Atlas

  • El secretario general de Coalición Canaria asegura haberse encontrado con un presidente “optimista, pero realista” que baraja la posibilidad “real” de gobernar en minoría

  • El Gobierno pondrá en marcha un grupo de trabajo para explorar un acuerdo al que los representantes canarios no se cierran, pero sin dar “un cheque en blanco”

En el despacho de la Moncloa, Mariano Rajoy hace cuentas con sus interlocutores. Sus 137 diputados son insuficientes para sacar adelante su reelección y gobernar con cierta facilidad. Así que el presidente del Gobierno en funciones sondea posibles respaldos en el arco parlamentario a la espera de que los socialistas deshojen la margarita y revelen si mantienen su veto al diálogo con el PP. La ronda comenzaba hoy con Coalición Canaria, proclive al entendimiento, y el secretario general del partido asegura haberse encontrado con un candidato “optimista” y dispuesto a defender su investidura, pero “realista” sobre sus opciones y consciente de que la alianza con el PSOE para instalarse juntos en la Moncloa queda a años luz.

“Parece que descartada la gran coalición o que todo el mundo haga un pacto de 350 diputados en el Congreso, lo que nos encontramos es una posibilidad real: que se permita gestionar los intereses del Estado ahora, aunque no sea con 176 diputados, porque no es la primera vez que se gobierna en España en minoría”, ha resumido José Miguel Barragán, que entiende que Rajoy conoce los obstáculos a los que se enfrenta en estas negociaciones.

“La problemática de las elecciones en el País Vasco, la situación interna del PSOE” o las declaraciones contradictorias de Ciudadanos son, a juicio del representante de Coalición Canaria, lo que dificulta el acercamiento al PNV, a los socialistas y a Albert Rivera. “Alguien que quiere asumir el riesgo de presentarse en esta situación a la investidura, tiene algo de optimismo”, ha valorado.

Comienzan las negociaciones

El calendario que, según Barragán, se maneja en la Moncloa sigue siendo el mismo, sacar adelante la investidura a finales de julio o principios de agosto. La urgencia viene marcada, recuerda, por la necesidad de aprobar un techo de gasto y unos Presupuestos para 2017 cuanto antes y cumplir con los objetivos de déficit marcados por Bruselas. De ahí que el dirigente canario inste al resto de partidos a “ceder” y dejar las cuestiones “partidarias” de lado.

Un equipo de Coalición Canaria y otro del Gobierno pondrán en marcha ahora un grupo de trabajo para explorar un posible acuerdo. “Vamos a abrir la negociación y no vamos con líneas rojas sobre si negociamos investidura o algo más, vamos a sentarnos y anunciaremos hasta dónde estamos dispuestos a llegar o no”, ha avanzado Barragán, que no descarta concluir que su apoyo no es necesario si el PSOE se abstiene.

Por ahora, más allá de la agenda canaria, reclama una reforma de la LOMCE, retocar algunos puntos de la reforma laboral e incluso estaría abierto a una revisión de la Constitución. “Hemos encontrado un ánimo de saber que hay cosas que para que los otros se puedan abstener tiene que poner sobre la mesa, pero no sé hasta dónde está dispuesto a llegar”, ha asegurado sin querer conceder "un cheque en blanco".

Mañana el interlocutor del presidente del Gobierno será el PNV. Y, aunque Barragán no ha querido dar detalles, hay otras formaciones con las que Rajoy se habría puesto ya en contacto. Fuentes del PP aseguran que Convergència y Esquerra será los siguientes a los que se telefoneará.