Las Provincias

Elecciones EEUU

La respuesta del dólar

El dólar ha tocado su máximo frente al yen de los últimos cinco meses.
El dólar ha tocado su máximo frente al yen de los últimos cinco meses. / Efe
  • El euro marca mínimos anuales frente a la moneda estadounidense y el bono español vuelve a máximos desde el 'Brexit'

La victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses y sus planes de inversión pública, así como las perspectivas de subidas de tipos de interés en EE UU, han impulsado la cotización del dólar frente a las principales monedas, alcanzando su mejor cambio frente al euro desde principios del pasado mes de enero.

De este modo, el euro se debilitaba tras la apertura de las bolsas europeas hasta los 1,0766 dólares, su cruce más bajo desde el pasado 6 de enero.

Por su parte, en el mercado secundario de deuda el interés exigido a los bonos españoles a diez años escalaba hasta el 1,556%, su nivel más alto desde el pasado 24 de junio, el día que se conoció el resultado del referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la UE.

En el caso de Italia, la rentabilidad del bono a diez años llegaba a situarse en el 2,094%, frente al 2,039% del cierre del viernes, lo que representa el mayor interés de la deuda transalpina a diez años desde el 13 de julio de 2015.

Máximo frente al yen

El dólar ha tocado su máximo frente al yen de los últimos cinco meses, impulsado por las buenas perspectivas de los mercados de cara a la futura Administración de Donald Trump y por las señales positivas de la Reserva Federal estadounidense.

El dólar llegó a cotizase hoy en Tokio en los 107,52 yenes, su nivel más alto desde comienzos de julio, tras comprarse el viernes en la zona media de los 106 yenes, aunque posteriormente se estabilizó sobre las 107 unidades.

El verde ha repuntado con fuerza en los mercados internacionales después de su caída la semana pasada coincidiendo con las elecciones presidenciales estadounidenses, y motivadas por la inquietud ante la posible victoria de Trump, tendencia que se invirtió tras confirmarse el triunfo del republicano.

Las buenas perspectivas de los inversores sobre la futura Administración de Trump y sus políticas fiscales y comerciales han impulsado al verde, a lo que se han sumado las expectativas sobre una subida de tipos por parte del banco central estadounidense.

El viernes, el vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer, afirmó que Estados Unidos está "razonablemente cerca" de lograr los objetivos fijados en términos de empleo e inflación, y señaló que las perspectivas de crecimiento de su país parecen "suficientemente fuertes" para aplicar de forma gradual las tasas de interés.