La CEV reclama un observatorio para que «algunas consellerias pierdan el miedo a lo privado»

Salvador Navarro (CEV) y Manolo Mata (PSPV), en el centro, ayer durante la reunión. / EFE/Kai Försterling
Salvador Navarro (CEV) y Manolo Mata (PSPV), en el centro, ayer durante la reunión. / EFE/Kai Försterling

La patronal pide al PSPV que Presidencia de la Generalitat constituya un observatorio para fomentar la colaboración con las empresas

I. HERRERO

valencia. El presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, propuso ayer al PSPV constituir, en el seno de Presidencia de la Generalitat, un Observatorio de Cooperación Público Privada para fomentar esta fórmula «fundamental para el progreso económico y social de la Comunitat» en ámbitos como las infraestructuras de distinta índole o los servicios sociales.

Desde la patronal autonómica, que ya posee una comisión de trabajo sobre colaboración público-privada, apuestan por crean ese nuevo órgano de trabajo conjunto para lograr que «algunas consellerias pierdan el miedo a lo privado», en alusión a iniciativas públicas en materia de servicios sociales que relegan a las empresas a una tercera opción, por detrás de la administración y de las entidades sin ánimo de lucro.

Para Navarro, la colaboración público-privada es una vía a potenciar, sobre todo en época de estrecheces presupuestarias y siempre que exista «control, seguimiento, evaluación y transparencia», en ámbitos como la construcción de centros educativos o de infraestructuras como la futura línea T2 de Metrovalencia, hasta Nazaret, que «se podría acabar con iniciativa privada», dijo.

Los socialistas solicitan «un esfuerzo» para subir los salarios y mejorar la negociación colectiva

Con la creación de ese foro en el que participen cargos públicos y representantes de empresas de los sectores afectados, sindicatos y consumidores, desde la patronal también pretenden evitar nuevos desencuentros como los vividos en materia sanitaria con Ribera Salud, empresa directamente asociada a la CEV.

Navarro expresó recientemente su respaldo a la precursora del 'modelo Alzira' -de gestión privada de hospitales públicos-, frente a la «ofensiva contra el libre ejercicio de la actividad empresarial y la competencia» registrada en Les Corts, más allá de la decisión de no renovar las concesiones. La CEV cargó así contra la iniciativa de Compromís y Podemos para que nadie pueda tener más del 40% de las participaciones de empresas que gestionan y prestan servicios sanitarios en la red pública de salud, que coincidió con el tanteo de Ribera Salud para hacerse con las acciones de la aseguradora DKV en el Hospital de Denia, donde ya posee un 35%.

Al término de la reunión de ayer con el comité ejecutivo de la CEV, el síndic Manolo Mata calificó como «muy interesante» la propuesta de crear ese observatorio para «avanzar y coordinar acciones de colaboración público-privada». «Nunca nos hemos negado, siempre y cuando se garanticen criterios de transparencia, control y calidad para evitar las disfunciones y disparates que se produjeron con el PP en algunos ámbitos», recalcó en un comunicado.

Mata, que asistió junto a los diputados José Muñoz, Noelia Hernández y David Cerdán, reivindicó la necesidad de «avanzar en una CEV independiente y bien organizada como la actual para garantizar el diálogo social y político» y pidió a los representantes de los principales sectores productivos «un esfuerzo para incrementar los salarios y una mejora de la negociación colectiva».

En cuanto a la petición de la CEV de que apoyen los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de Mariano Rajoy, Mata afirmó que los socialistas y el resto de formaciones lo harían «si se incluyera la condonación de la deuda vinculada a la infrafinanciación, la reforma del sistema» e «inversiones per cápita iguales al resto», pero «el problema es que no lo va a hacer», sentenció.

Fotos

Vídeos