Gonzalo Gobert, director del Ricardo Tormo: «El siguiente paso es que Cheste sea un centro de ocio familiar»

Gonzalo Gobert, ayer a la entrada del paddock del Circuit de Cheste. / circuit ricardo tormo
Gonzalo Gobert, ayer a la entrada del paddock del Circuit de Cheste. / circuit ricardo tormo

El máximo responsable quiere ampliar la vía de negocio del Circuit: «Sin ser un parque temático y sin volvernos locos, daríamos un salto»

HÉCTOR ESTEBANCHESTE.

Gonzalo Gobert-Cezánne (Castelló de la Plana, 1969). Dirige el Circuit Ricardo Tormo de Cheste desde 2012. Es de los pocos cargos públicos que ha sobrevivido a un cambio de Consell. Su trabajo se corrobora con el cartel de 'no hay billetes' para el Gran Premio de la Comunitat.

-¿Cómo cambia una carrera con el título de MotoGP en juego?

-Lo cambia todo. A pesar de que habíamos vendido todo el aforo, la verdad es que te pone el foco mediático. Tener emoción deportiva es un plus.

-Mójese. ¿Campeón Márquez o Dovizioso?

-Márquez, campeón del mundo.

-El Ricardo Tormo es un circuito talismán para el español.

-Creo que en todas las ocasiones que ha corrido en Cheste ha subido al podio. Se lo sabe de memoria. Es su casa y si quiere venirse a vivir aquí le ponemos un chalé.

-Más de 200.000 personas. Es la plaza perfecta para terminar un Mundial.

-Por su puesto, ahora entra Tailandia, nos desplazan un fin de semana pero seguimos cerrando el campeonato. Tanto para Dorna como para nosotros es fascinante. Son quince días de motociclismo seguidos. Esta semana habrá entrenamientos oficiales y el fin de semana el CEV. Desde 2013 colgamos el no hay billetes -en 2014 el aforo fue del 96%- y este año año hemos vendido todo en la tercera semana de septiembre. Podríamos meter un 30% de aficionados. Hemos propuesto al consejo ampliar el a foro tras una queja por el ruido al Defensor del Pueblo. Vamos a construir un edificio multifunción y una nueva grada que cierre el círculo (en la curva de entrada a meta). En el nuevo edificio estará la sala de prensa en forma de anfiteatro. La actual sala será para palcos de empresa. Nos acercaremos a la sostenibilidad económica que nos pide el sector público. Preparé un plan económico con un retorno a los 1,8 años. Si me he equivocado y son tres años, me sigue pareciendo una buena inversión.

-¿Saldrá adelante este proyecto?

-El primer indicio es que el gobierno de la Generalitat está muy a gusto con el evento. Han renovado hasta 2021. Me han dicho oficiosamente que les encaja la ampliación y que lo llevaremos a cabo. En 2013 hicimos un estudio de repercusión económica del Mundial y era de 38 millones de euros en el entorno. Ahora rondará los 40 millones. El 20% de IVA son ocho millones. Hasta ocho millones de pérdidas, que estamos lejos de eso, sería un buen negocio. Cheste es el mejor circuito de MotoGp del mundo.

-¿Este es el mejor gran premio de los cuatro que hay en España?

-Sí, ninguno cuelga el no hay billetes y ninguno tiene este foco mediático. El viernes se celebraron aquí las finales de eSports de MotoGp. Fue impresionante. El año que viene quieren traer aquí las finales de la British Talent Cup. Este circuito es la Bombonera del motor con su forma de estadio. Cada año mejoramos.

-Si Dorna eliminara una prueba en España, ¿corre Valencia algún riesgo?

-Dorna está encantada. Creo que Cheste sería el último gran premio español que se podría caer del calendario. Colgamos el no hay billetes con mes y medio de antelación. ¿Quién hace eso?

-¿Hay otras posibilidades de negocio en el Circuit?

-Foto fija: quince eventos al año y 90% de los días la pista ocupada. Cuna y Fórmula de Campeones, una escuela de conducción, una escuela de seguridad vial y cuatro concesiones como un restaurante y una campa de vehículos. El Circuit ya ha dado varios pasos para pasar de circuito a centro deportivo. Mini pista de velocidad, dirt track, flat track. El siguiente paso debería de ser un centro de ocio. Sin volvernos locos. No un parque temático. A través de método Kaizen, que es lo que hacemos, ir paso a paso. La grada naranja y el espacio de educación vial sería un parque de ocio familiar para fines de semana con espacios tematizados del motor. Daríamos un salto. Con la concesión del hotel buscamos un inversor, promotor y gestor. Es un espacio único para hacer convenciones. Hay salas y una parte de ocio. La inversión no sería exagerada.

-El concurso para ser director del Circuit sigue su proceso.

-Nada más entrar me dijeron que desde la dirección general de Deportes se iba a sacar el concurso. Me parece bien. Hay que preparar un plan económico, deportivo y social. Me han dicho que están contentos con mi labor y yo me presentaré. Veo la potencialidad del Circuit.

-Tiene el perfil de cargo que ha logrado desmarcarse del matiz político.

-Es mérito de todos. Mío y de mi equipo por el buen trabajo y de la Generalitat por respetar el trabajo bien hecho. Me siento respaldado.

-¿Sigue en venta el Circuit?

-A mi entender no. Creo que cada vez es más difícil gastar dinero público en eventos como este. En el futuro no sería descabellado explorar vías de cómo tener una concesión privada y una encomienda de gestión para el gran premio. Una fórmula mixta.

-¿Qué representa el nuevo centro de tecnificación?

-Un hito histórico. Palabra de Vito Ippolito, presidente de la FIM. Un paso más en la profesionalización del motociclismo. Lo tenemos todo: técnicos, herramientas, trazados. Nos apoyaremos en otras pistas como la de Chiva y La Ribera, la Universidad de Cheste. Empezaremos poco a poco.

-Este año ha sido el de la Cuna de Campeones.

-Morbidelli y Mir, campeones del mundo, salieron de la Cuna. Masià, estreno del siglo en Austria, ha fichado por un equipo mundialista. Esto es como una ONG con ruedas.

-¿Volverá a haber un campeón valenciano?.

-Seguro que sí.

Fotos

Vídeos