Las Provincias

Vicente Pérez, en el podio tras una carrera. :: lp
Vicente Pérez, en el podio tras una carrera. :: lp

El Gran Premio más valenciano

  • Barberá pone el broche este fin de semana a su mejor año en MotoGP, Iker Lecuona hará el Mundial en 2017 y Canet sabrá hoy si corre

  • Vicente Pérez, que sustituirá a McPhee en Moto3, el último piloto de la Comunitat en sumarse a la fiesta de Cheste

Una nueva generación de pilotos con ADN valenciano toman posiciones en el Mundial. Héctor Barberá, el último exponente de la primera hornada surgida al abrigo del Circuit, pondrá el broche estos días a su mejor temporada en la categoría reina. Más sosegado y centrado en su preparación física, el de Dos Aguas ha mostrado en 2016 todo su potencial y ha dado razones para que algún día pongan en sus manos una moto de fábrica. 2017, con una montura de más garantías, ha de ser su año. Como el de Iker Lecuona, un chaval que llegó en Silverstone para sustituir a Aegerter y que de momento no se marchará del paddock del Mundial. El último en desembarcar, sin embargo, ha sido Vicente Pérez, uno de los valores de la Cuna de Campeones que este fin de semana tendrá su oportunidad en Moto3 como sustituto de John McPhee, que está lesionado.

«Es un sueño más cumplido y voy a aprovechar esta oportunidad para disfrutar y aprender al máximo», declaró ayer el piloto de Cullera, que este fin de semana correrá en el equipo Peugeot MC Saxoprint. Pérez participa esta temporada en el FIM CEV Repsol en Moto3 en la estructura del mundialista Álex Rins. El pasado año se proclamó subcampeón de la categoría en el RFME Campeonato de España de Velocidad. Antes fue piloto de la Cuna de Campeones en el campeonato de España.

La otra alegría de la jornada la trajo ayer la lista provisional de inscritos para el Mundial de 2017, que hizo pública Dorna. En ella aparece Iker Lecuona como piloto del Carxpert Interwetter. El valenciano ha concluido este campeonato de Moto2 como sustituto de Aegerter y, ya antes de debutar, tenía propuestas para correr todo el certamen del próximo año. Aunque había quienes le aconsejaban que hiciese otra temporada en el FIM CEV, Lecuona ha optado por no dejar pasar esta oportunidad. Debido a su estatura, el joven piloto valenciano no ha quemado la etapa de Moto3.

La misma que dará por concluida este fin de semana Jorge Navarro, que se despide de la categoría pequeña en casa. «Todos los GP en España son especiales pero aquí más. Tenemos todos los ingredientes para hacer un buen trabajo este fin de semana», señala el piloto de La Pobla de Vallbona: «Me ilusiona mucho la temporada que viene, tengo ganas de empezar ya con la nueva moto y el equipo pero este fin de semana me juego cosas importantes y estoy centrado». Lo dará todo pese a la lesión que sufrió en la pierna y que todavía arrastra: «El miércoles estuve en Barcelona haciéndome pruebas y aún no está del todo bien pero la evolución es buena. Este invierno cuando tenga un tiempo para parar mejoraré mucho».

Quien pasó por el quirófano hace pocos días fue Arón Canet. Le intervinieron de la mano y la muñeca izquierdas, lastimadas tras la caída que sufrió en Malasia. El piloto de Corbera se someterá esta mañana a una prueba. Los médicos de carrera decidirán su puede correr en Cheste, como él desea.

Montmeló, hasta 2021

El Circuit afronta un GP de la Comunitat más tranquilo que el de 2015 porque deportivamente el Mundial llega resuelto y porque se ha garantizado recientemente la continuidad del evento hasta 2021. Dorna anunció ayer idéntico acuerdo con Montmeló y hace semanas se selló la renovación de Aragón. Los tres tienen un lustro de tranquilidad y se da por hecho que Jerez, la Catedral, nunca va a peligrar. Por ello, se adivina que en cuatro años se reeditará el debate sobre la continuidad de los GP en España.