Las Provincias

SIERRA NEVADA 2017

Lucas Eguibar, subcampeón mundial de boardercross

Lucas Eguibar (i) con Pierre Vaultier y Alex Pullin.
Lucas Eguibar (i) con Pierre Vaultier y Alex Pullin. / Reuters
  • A un año de los Juegos, el rider guipuzcoano sólo se vio superado en la final por el gran favorito, el francés Pierre Vaultier

Lucas Eguibar conquistó este domingo la medalla de plata de boardercross en los Mundiales de snowboard que se disputan en Sierra Nevada (Granada), donde el rider guipuzcoano sólo se vio superado en la final por el gran favorito al título, el francés Pierre Vaultier, campeón olímpico de la especialidad. A un año de los Juegos de invierno en PyeongChang (Corea del Sur), Eguibar se proclamó subcampeón mundial y firmó una hazaña que tiene doble mérito, después de darse «un golpe bastante fuerte en la cadera» durante el entrenamiento del jueves y verse obligado a renunciar el domingo anterior a la final de la prueba de la Copa del Mundo en La Molina a causa de dolores en su espalda.

El rider donostiarra, de 23 años, no quiso arriesgar en la penúltima prueba de la Copa del Mundo, donde ya no tenía opciones, y decidió centrarse exclusivamente en su recuperación para aspirar a medalla en Sierra Nevada, donde se adjudicó su primer metal en una cita universal. «Me siento muy orgulloso por todo el trabajo que he hecho. Quiero dar las gracias a toda la gente que tengo a mi alrededor, por haber creído en mí y empujarme hasta aquí», proclamó Eguibar, que ganó la plata en presencia del Rey Felipe VI y también destacó la felicitación del medallista de bronce, el australiano Alex Pullin.

«Me veía segundo todo el rato, pero sabía que tenía a Pullin detrás. Y sabía que tenía que apretar, porque Pullin no es un cualquiera. Es varias veces campeón del mundo, y sabía que tenía que apretar mucho si quería lograr la plata», reconoció Eguibar, que protagonizó una gran remontada en la carrera de octavos de final, del sexto y último al tercer puesto, hasta confirmar su candidatura al podio en cuartos (primero) y en semifinales (tercero), aunque la caída sufrida el jueves mientras se entrenaba pudo complicar sus opciones en Sierra Nevada. «Ya venía mal y me costó entrar en carrera», admitió el vasco, ganador del Globo de Cristal en 2015 y ahora segundo deportista español con una medalla mundialista de snowboard, tras la plata de Queralt Castellet hace dos años, en half-pipe, en Austria.

Lucas Eguibar dedicó su medalla a su familia y amigos, a quienes agradeció su presencia en la estación que corona el Pico Veleta. Tras cruzar la línea de meta, el rider nacido en San Sebastián se emocionó al abrazar a su madre, a su hermana y, especialmente, a su hermano mayor, Nicolás, víctima hace tres años de un accidente de moto que le dejó en coma y le provocó lesiones cerebrales y cuya tráfica historia ha servido de motivación al flamante subcampeón del mundo. «Guardaré este día en mi corazón», afirmó Lucas Eguibar, que este lunes también aspira a subir al podio en la prueba por equipos, junto al andaluz Regino Hernández.