La jueza cita a juicio a Semedo por el botellazo al salir de una discoteca

El futbolista Ruen Semedo esposado por la Guardia Civil. /Damián Torres
El futbolista Ruen Semedo esposado por la Guardia Civil. / Damián Torres

La vista por el delito leve de lesiones en un local de ocio de la calle San Vicente se celebrará el próximo 24 abril

A. RALLO

El defensa del Villarreal CF Rubén Semedo afrontará otro juicio el próximo 24 de abril. Se trata de un delito leve por una agresión con una botella a la salida de una discoteca. Las lesiones que sufrió la joven víctima no fueron de gravedad. No necesitó un tratamiento médico posterior y por este motivo se ha considerado que se trata de un delito leve. En este tipo de procedimientos, la fiscalía formula su acusación al terminar la vista. El juicio se celebrará en menos de un mes en Instrucción 12 de Valencia.

El deportista se encuentra ahora mismo en prisión provisional por otro grave asunto judicial. El central, por el que el Villarreal CF pagó 14 millones de euros al Sporting de Portugal, fue detenido después de que un hombre denunciara que le intimidaron con una pistola, le agredieron y robaron. La víctima pertenecía a su círculo de amistades. Estos hechos supuestamente ocurrieron en el chalé del futbolista, en la urbanización de Torre en Conill.

El caso por el que será juzgado reviste menos gravedad. La agresión se produjo el pasado mes de octubre alrededor de las seis de la mañana. El incidente tuvo lugar en las inmediaciones de una conocida discoteca de la calle San Vicente. Se desconoce cuál fue el motivo -si es que realmente hubo alguno- para que el futbolista reaccionara de esa manera tan agresiva.

Rubén Semedo

No es tampoco el único problema que ha tenido el deportista en este tipo de locales. La Fiscalía le pide dos años de prisión por amenazar al empleado de una discoteca -otra sala diferente también en la misma calle- con una pistola. Según la denuncia que presentó la víctima, Semedo se había negado a abandonar la sala. Esperó fuera al empleado y al verlo le sacó el arma que llevaba oculta debajo de la camiseta. «Ahora qué, llama a los de seguridad», le dijo. ««Como llames a la policía volveré a por ti», se despidió.

Fotos

Vídeos