Yaron Traub se desvincula completamente del Palau de la Música

Yaron Traub se desvincula completamente del Palau de la Música

El director renuncia a ser director asociado del auditorio valenciano

Carmen Velasco
CARMEN VELASCOValencia

A principios del pasado diciembre Davide Livermore dimitió. Dejó la intendencia del Palau de les Arts sin acabar el contrato y con una potente puesta en escena. Casi dos meses después el coliseo hermano, el Palau de la Música, registra otra baja. Otra figura artística abandona definitivamente Valencia.

Yaron Traub renuncia a ser director asociado de la Orquesta de Valencia (OV), cargo que asumió el pasado año después de que el actual equipo del Palau, con Vicent Ros a la cabeza, prescindiera de él como titular de la formación musical, responsabilidad que ostentó durante 12 años. La renovación como director asociado estaba pendiente. Antes del verano, Traub y el auditorio tenían que negociar la continuidad del primero. Ya no sucederá así. El maestro israelí, que tiene su residencia en Altea, ha decidido poner tierra de por medio. Fin de ciclo. Traub cierra una época con el Palau de la Música. Se marcha. Tiene tres conciertos pendientes durante este ejercicio previstos para el 2 febrero, 27 de abril y 11 de mayo en el auditorio municipal y, después, se desvinculará del Palau de la Música. «Quiero comunicar que por mi agenda internacional de conciertos así como otros proyectos personales y profesionales en los que estoy embarcado, no voy a poder continuar como director asociado de la Orquesta de Valencia después de esta temporada», explicó Traub en un comunicado, que remitió ayer por la mañana.

Envió la renuncia prácticamente al mismo tiempo al Palau de la Música que a los medios de comunicación, según fuentes del coliseo. «Antes de empezar cualquier negociación de continuidad, el maestro israelí ha enviado el comunicado», destaca el Palau de la Música en su nota de prensa. Estos hechos evidencian que la relación entre las partes no era la idónea.«Estoy muy agradecido por estos años magníficos en los que he podido trabajar y crecer artísticamente con nuestra orquesta; en los que he dado el máximo para ella, para el Palau y para nuestro público. Y he sentido de la misma forma el agradecimiento, calor y afecto de las miles de personas que me han acompañado concierto a concierto», explica Traub, quien no cita en ningún momento a los responsables del auditorio.

«Me despido con los mejores deseos para esta Comunidad que siento como mía, en la que seguiré residiendo y desde la que continuaré trabajando en otros proyectos de música, arte y educación», concluye el maestro israelí.La presidenta del Palau de la Música, Glòria Tello, agradeció «la profesionalidad, la implicación y el trabajo artístico y musical» de Traub al frente de la OV, «tanto como titular como en esta última etapa». Por su parte, Vicent Ros aseguró que el Palau «siempre será su casa, y contaremos con él para próximas temporadas». Sólo el tiempo dirá si Traub vuelve al Palau a partir de 2019 y cómo se articulan las relaciones entre ambas partes. Despedida en diferidoLos últimos dos años de Traub en el Palau de la Música no han sido fáciles. De hecho han sido como una especie de despedida en diferido.

Una encuesta interna, que se filtró a los medios de comunicación, reveló que el maestro israelí no contaba con el apoyo mayoritario de los músicos de la Orquesta de Valencia. A este hecho se suma el débil respaldo de Vicent Ros, quien públicamente mostró dudas sobre la continuidad del maestro al frente de la OV hasta que finalmente optó por sustituirlo por el valenciano Ramón Tebar. El nombramiento de este último tampoco se ha librado de controversia: los músicos no fueron los primeros en conocer el fichaje. Tras la marcha de Traub, el Palau de la Música no tiene claro que se mantenga la figura de director asociado, un cargo que en el caso del maestro israelí puede ser interpretado de varias formas: un reconocimiento a su labor, una compensación por los años entregados al Palau, etcétera. Es un puesto sin apenas tradición en el auditorio municipal. De hecho y con anterioridad al maestro israelí sólo ha habido dos directores asociados: el austriacto Walter Weller y el español Frühbeck de Burgos. Traub cierra su ciclo en Valencia. El director se despidió como titular de la OV el pasado mayo. Fue un concierto muy emotivo en le que el público mostró su gratitud en forma de minutos de aplausos y ovaciones sentidas. El Palau de la Música, en manos del concertino Enrique Palomares, le entregó una batuta de titanio a Traub en reconocimiento a su labor y dedicación.

Fotos

Vídeos