El Cor convoca huelga en Les Arts

El Cor de la Generalitat en la ópera 'Peter Grimes', de Benjamin Britten. / Lp
El Cor de la Generalitat en la ópera 'Peter Grimes', de Benjamin Britten. / Lp

La formación musical protesta por los cambios que Cultura introducirá en la plantilla

MARTA BALLESTER VALENCIA.

Se plantan. Tras mantener varias reuniones con los responsables de Cultura, tal y como informó LAS PROVINCIAS, y retrasar «lo máximo posible» la idea de poner en vigor una huelga, el Cor de la Generalitat decidió ayer en asamblea silenciarse para el estreno de las dos últimos espectáculos de la temporada del Palau de les Arts.

La formación musical se ausentará el día 20 y no dará la bienvenida a la 'La damnation de Faust', de Berlioz. Una ópera donde el coro es gran protagonista. También lo hará el día 24 en el primer pase de 'La Clemenza di Tito', de Mozart. Un montaje que parece maldito, ya que primero fue sacudido por la marcha del que iba a ser el director, Fabio Biondi; después por la renuncia del tenor René Barberá a protagonizar la pieza por problemas burocráticos; y por último esta huelga del Cor que llega sobre aviso.

La publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana del Acuerdo para la reducción de la temporalidad del sector público instrumental de la región, hace dos semanas, fue el detonante para tomar esta decisión. Cultura ha decidido sacar a oposición las plazas de los cantantes y la entidad ve peligrar su futuro. Ante esta medida que puede dejarles sin trabajo a 59 miembros después de tres décadas en la agrupación, la votación a favor de la huelga ha sido unánime. «No ha habido ningún no, solo un par de abstenciones», informaron fuentes del Cor a este periódico.

Es la primera vez que el Cor de la Generalitat convoca una huelga en sus 30 años de vida

Ni el propio director general del Instituto Valenciano de Cultura (IVC), Abel Guarinos, que se presentó ayer en la asamblea ha conseguido frenar este parón histórico de la formación musical. «No queremos palabras, sino hechos. Con un papel que nos garantizase un tratamiento especial dentro de ese acuerdo nos basta», aseguraron desde el comité de empresa de la entidad.

La Generalitat ha invertido mucho presupuesto y esfuerzo en crear y mantener una unidad artística como esta, por eso, los cantantes no entienden porque no se «preserva el patrimonio que supone el repertorio acumulado a lo largo de los años», manifestaron. Los trabajadores se sienten orgullosos de saber que su coro, es una formación artística con un enorme reconocimiento del público, de los críticos y de los directores y músicos junto a los que han trabajado. Por eso, con la conciencia tranquila, se congregaron ayer con el único propósito de votar sí a la realización de un parón y reivindicar sus derechos.

El Cor, que ya ha constituido el comité de huelga, confía en que «de aquí al día 20 progresen las negociaciones, se resuelva definitivamente esta gestión y así no tener que llegar al extremo», expresaron. Para todos los integrantes la singularidad del coro y el reconocimiento nacional e internacional debería bastar para «poner fin a este absurdo». Con este paro, Les Arts no se libra de la zozobra.

Más

Fotos

Vídeos