Las Provincias

Cómo salvar la cultura tras los recortes

 Un joven recorre la exposición 'PAM! PAM! 16' en el Centre del Carmen. :: EFE/Kai Försterling
Un joven recorre la exposición 'PAM! PAM! 16' en el Centre del Carmen. :: EFE/Kai Försterling
  • El estudio propone más de un centenar de medidas para relanzar la industria cultural tras el retroceso sufrido en los años de la crisis

  • Un informe nacional alerta de la caída presupuestaria en los sectores creativos de la Comunitat

Ninguna comunidad autónoma de España destina más del 1% de su presupuesto total a cultura, la mayoría está en el 0,5%, aunque las que más invierten son Cataluña y Castilla y León. La Comunitat Valenciana tampoco supera el umbral, pese a que en el año 2000 se acercaba al 2%. En la evolución del gasto público en cultura, «el modelo más brutalmente regresivo ha sido el de la Comunitat Valenciana, que en el año 2000 mostraba uno de niveles bastantes superiores a la media tanto en proporción del presupuesto como en euros por habitante, pero que en 2014 se sitúa por debajo de todas las demás en un situación sólo comparable a la Comunidad de Madrid», según recoge Pau Rausell, responsable de Econcult, el área de investigación en economía de la cultura de la Universitat de València, en el informe 'El estado de la cultura en España 2016. La cultura como motor de cambio', de la Fundación Alternativas, que se presentó ayer en el MuVIM.

«Podemos decir que el cambio de orientación de la política cultural de las comunidades autónomas ha supuesto un aletargamiento, de manera que en estos momentos los recursos básicamente se destinan a la mera supervivencia de la propia administración cultural y al mantenimiento de los equipamientos al ralentí», añade Rausell, quien también fue el encargado de diseñar el estudio evaluativo y de diagnosis previo al Plan Estratégico de Cultura Valenciano 'Fes- Cultura'.

¿Cuándo cambiará la situación? La Comunitat destinará el 1% del presupuesto autonómico a los sectores artísticos en 2020. Esta es la previsión del actual equipo del conseller Vicent Marzà y así será si se aplica el 100% de 'Fes Cultura', que prevé 500 millones de euros en cuatro años.

El informe de la Fundación Alternativas, muy crítico con las políticas culturales de los últimos años a cargo de gobiernos del PP, realiza un diagnóstico cultural con datos de hasta 2014 (en relación al cierre de empresas culturales, caída de espectadores, disminución de la facturación, etcétera), pero se ofrecen muy pocas cifras de 2015, año en el que el relevo político se asentó en los ayuntamientos y administraciones autonómicas. Además, ofrece más de un centenar de medidas, más allá de la rebaja del IVA cultural, para tratar de relanzar los sectores culturales, concretamente el mercado del arte, el libro, el audiovisual, la música y el diseño. También recoge propuestas para las políticas culturales, que pasan por potenciar la sostenibilidad de los viveros creativos (cita el caso de Las Naves de la calle Juan Verdeguer), el peso del turismo cultural, modelos de autogestión cultural, etcétera.

En el sector editorial, el informe propone a los poderes públicos recuperar los presupuestos de antes de la crisis para bibliotecas y archivos, replantear el actual Plan de Fomento de la Lectura, facilitar un acuerdo nacional entre editores y bibliotecas sobre el préstamo digital, establecer un carné único de bibliotecas en todo el Estado y repensar el canon bibliotecario por préstamo. En el caso de la Comunitat, el documento 'Fes Cultura' se marca como objetivos ganar 200.000 lectores para mejorar los índices de lectura autonómicos, ampliar en 300.000 los usuarios de la red de bibliotecas y conseguir que el sector del libro valenciano suponga el 7,5% del Valor Añadido Bruto del Estado.

El informe de la Fundación Alternativas recoge que en el último lustro «la producción de películas españolas ha crecido a pesar de que la Gran Recesión ha supuesto una reducción del 30% en la inversión. Es decir, se han hecho más películas, pero más baratas. Ahora bien, hay una importante concentración de espectadores y recaudación en pocos títulos. Así, en 2014, la recaudación de las cinco películas más taquilleras representó el 82% de total de los ingresos del cine nacional, y un único filme, 'Ocho apellidos vascos', recaudó el 42%».

En el sector audiovisual, los expertos consultados por la Fundación Alternativas proponen mantener el sistema de fomento del cine español con una cuentía del fondo de Ayuda a la Cinematografía cercano a los 90 millones de euros, potenciar la televisión pública como motor de producción y apoyar los festivales de cine, entre otras propuestas.

En el caso del sector audiovisual valenciano, la reapertura de la televisión autonómica supondrá un revulsivo (el Consell prevé destinar más de 15 millones para contenidos), pero aún así las distintas asociaciones hicieron llegar su propio plan estratégico a los responsables de la Conselleria de Cultura para que apoye la presencia de la ficción propia en TVE y la potencie su exhibición en salas de cine. 'Fes Cultura' marca como meta hasta 2020 recuperar la producción audiovisual hasta el 5% de la producción estatal centrándose en la animación y el documental.

Suspenso cultural

El informe incluye, además, un sondeo realizado a actores culturales, desde cineastas (David Trueba o o Sthéphane M. Grueso), políticos (la senadora Carmen Alborch), escritores, actores, directores de museos, críticos de arte, catedráticos de universidad, etcétera. La nota que arrojan a la gestión del Gobierno en material cultural es de 4,6, un suspenso alto. «Hace falta hacer muy poco para que la situación mejore. Simplemente dejar hacer y no impedir hacer», opinan.

«La cultura va a ser un interesante campo de pruebas de las nuevas políticas y será también un entorno que va a evaluar sin piedad los logros en relación con las promesas», consideran los consultados. «Si el objetivo es el desarrollo de la oferta cultural en beneficio de la sociedad, pero también en beneficio del atractivo de España como destino cultural, el esfuerzo que se ha de hacer es enorme, comparado con el actual», agregan. Para los consultados en el sondeo de la Fundación Alternativas, «solo si se promueve (invierte) la formación (materia prima) y los esfuerzos de los creadores (aprovechamiento de la materia prima) a todos los niveles, incluyendo expresiones minoritarias y mayoritarias, se llegará a generar nuevos públicos y la capacidad de innovación necesaria para satisfacer estos públicos».