La Vall de Gallinera se afianza como opción de turismo rural

Un grupo de turistas realizan la senda de la Foradà durante las fiestas de Pascua. / Jose Iglesias
Un grupo de turistas realizan la senda de la Foradà durante las fiestas de Pascua. / Jose Iglesias

Las reservas en los hoteles y las casas rurales roza el 100%, la mayoría de ellas familias, mientras proliferan los grupos que buscan practicar deporte

B. ORTOLÀ VALL DE GALLINERA.

La Vall de Gallinera volverá a colgar el cartel de lleno durante el puente de Sant Vicent. Así lo confirman los hoteles y las casas rurales de la zona, cuyas reservas se acercan al 100% para este fin de semana.

Según explica el alcalde del municipio, Toni Pardo, el lleno en estas fechas «es ya una tónica habitual. La gente aprovecha estas fiestas para escaparse de la ciudad y relajarse en la zona de montaña. Ahora lo que hay que conseguir es extrapolar estos registros a otras épocas del año en la que las cifras bajan».

Las reservas principalmente son de familias con hijos, aunque cada vez son más numerosos los grupos que buscan zonas rurales para practicar deporte de dos ruedas o senderismo. A pesar de los buenos pronósticos, el primer edil matiza que los registros no serán los mismos que en Semana Santa y Pascua: «en Sant Vicent, mucha gente prefiere visitar Valencia, además, en Pascua muchos aprovecharon para pasar más días de vacaciones».

La gastronomía y los parajes del valle son, nuevamente, el principal reclamo para los visitantes. Conscientes del potencial de la Gallinera, los restauradores ofrecen menús con productos de la zona. «Se trata de un preludio a las III Jornadas Gastronómicas de la Cereza, que arrancarán en poco más de un mes y en la que los visitantes podrán degustar platos platos cuyo ingrediente principal este fruto», apunta el alcalde.

Mientras llega la época de la cereza, la Gallinera sigue ofertando una serie de actividades, «siempre con la mirada a la tradición, a lo nuestro, al final es lo que nos diferencia, lo que los turistas vienen buscando», comentan. Se refieren a eventos como el Mercat de la Foradà en la que vecinos de la zona ofrecen productos cultivados, de manera ecológica y artesanal. Hoy celebran la última edición de esta temporada en Benialí. Y desde este mismo núcleo urbano partirá la excursión a las canteras y que contará con las explicaciones de los miembros de la Unió Cultural d'Amics i Amigues de la Vall de Gallinera.

Dónde también han conseguido buenos registros este fin de semana ha sido en la zona de la Vall de Pop. «Ésta es una de las mejores épocas para el turismo rural, el clima no es tan cálido y mucha gente prefiere montaña a la playa», comenta, Ángel Vives, presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de la Vall de Pop (Atevap).

Pero las fiestas de Sant Vicent no son iguales que las de Semana Santa o Pascua y, a diferencia que en la Gallinera, en la Vall de Pop se nota. Aunque los datos de este fin de semana han sido positivos, mañana registrarán una bajada considerable de visitas y reservas en los hoteles y casas rurales. Según Vives, «la gente ha optó por coger más días de fiesta la semana pasada, por lo que muchos deciden irse hoy». Después de estas fiestas, en la Gallinera y la Vall de Pop ya piensan en el próximo puente, el de mayo, que esperan que sea «igual de provechoso en estas fechas».

Fotos

Vídeos