Las multas a conductores valencianos descienden un 25% en media década

La DGT impone más de 380.000 sanciones al año en la Comunitat por valor de 30 millones de euros y las denuncias por exceso de velocidad se disparan en Valencia

J. A. M.

valencia. Las multas que reciben los conductores en la Comunitat Valenciana por sus infracciones al volante han descendido un 25% en media década. Así se desprende de las estadísticas sobre sanciones e ingresos que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha hecho públicas a través de su web.

En 2012 la DGT imponía más de medio millón de sanciones en la región, mientras que en 2016, el último año totalizado, fueron 381.000. El año pasado fueron multados 280.000 conductores entre los meses de enero y octubre. Esto significa que cada hora, una media de 40 conductores acaba multado por no respetar la velocidad, alcohol al volante o maniobras inadecuadas, entre otros conceptos.

Tráfico también enseña sus cifras de recaudación, un dinero que, como recalca el organismo gubernamental, «se destina a la financiación de la seguridad vial, prevención de accidentes de tráfico o ayuda a las víctimas» de siniestros.

Al igual que sucede con las sanciones, el dinero recaudado tiende a disminuir en la Comunitat. De los casi 40 millones que los infractores pagaron en 2012 pasamos a algo más de 30 en 2016. Hasta octubre de 2017, el valor total de las multas ascendía a 22 millones.

La DGT también aporta cifras sobre los radares de velocidad que menos respetan los conductores en España, es decir, los que más denuncias generan. Entre esos puntos para 'cazar' a infractores destaca el situado en el kilómetro 390 de la AP-7, en Castellón. Generó 16.600 denuncias el año pasado. También destacan los kilómetros 356 y 478 de la autopista a su paso por Castellón y Valencia, cada uno con unas 12.000 multas.

En general, las denuncias por excesos de velocidad detectados por el radar fijo se están disparado en la provincia de Valencia. En 2016 hubo 24.300 sanciones de este tipo y en los diez primeros meses del año pasado la cifra ya se elevaba por encima de las 34.000.

Fotos

Vídeos