La Comunitat, a la cabeza en consumo de droga, tabaco y alcohol en menores

Uno de cada cinco adolescentes valencianos ha tomado cannabis y se ha emborrachado en el último mes y casi el 10% fuma a diario

D. GUINDO VALENCIA.

El último informe elaborado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ofrece una preocupante imagen de los adolescentes valencianos de entre 14 y 18 años de edad, ya que se encuentran entre los menores que más alcohol, tabaco y drogas consumen de toda España. Así lo desvela la Encuesta sobre uso de drogas en enseñanzas secundarias en España que elabora el departamento cada dos años y que hace referencia a los ejercicios 2016 y 2017.

El documento refleja que, por ejemplo, uno de cada cinco jóvenes valencianos (más del 18,7%) ha consumido cannabis durante el último mes, el índice más alto de todo el país junto con Cataluña, Baleares, el País Vasco y Navarra. También es elevado el consumo de alcohol (dos de cada tres ha bebido en los últimos tres días), especialmente de forma abusiva, puesto que más del 20% reconoce que se ha emborrachado últimamente. Hasta en tabaco la Comunitat se encuentra a la cabeza de consumo por parte de los más jóvenes. Según Estudes (como se denominado la citada encuesta) prácticamente uno de cada diez adolescentes de entre 14 y 18 años ya fuma a diario. En todas las categorías, por tanto, la Comunitat se encuentra en el grupo de cabeza de autonomías con mayor prevalencia.

Este informe, que se basa en encuestas elaboradas a 35.369 estudiantes de 863 centros educativos públicos y privados (3.503 de estos alumnos, de la Comunitat), refleja que, con respecto a 2014-2015, crece especialmente el consumo de tabaco, cannabis, hipnosedantes (los tradicionales tranquilizantes), el éxtasis o las nuevas drogas; mientras que desciende ligeramente el de alcohol y cocaína.

El consumo de cannabis vuelve a repuntar tras una década de descenso, sobre todo en los varones

En la diferenciación por sexos llama la atención que son las chicas las que mayores índices presentan de consumo de alcohol, tabaco y tranquilizantes, mientras que los jóvenes prevalecen en cannabis y el resto de drogas duras como la cocaína.

La edad media de inicio en el consumo de las diferentes drogas se mantiene estable con respecto a ediciones anteriores, pero sigue siendo llamativamente baja a la hora de tomar los primeros hipnosedantes (13,7 años) o heroína (14 años). Los 14 años también es la edad habitual para empezar a beber alcohol o fumar, mientras que probar la cocaína o el éxtasis se retrasa a los 15.

A nivel nacional, y pese a las cada vez más duras campañas antitabaco, también es significativo el aumento de menores que empiezan a fumar. Según los cálculos de la encuesta, 185.000 menores comenzaron a consumir tabaco en 2016, unos 50.000 más que dos años antes. En relación al alcohol, casi 38.000 menores más empezaron a beber comparando ambos ejercicios.

En el caso del cannabis, la tendencia cambia. Mientras que entre 2004 y 2014 se venía registrando un descenso en el consumo de esta sustancia estupefaciente, a partir de 2016 vuelve a repuntar en los adolescentes de entre 14 y 18 años, especialmente entre los que han fumado esta droga durante el último año o, al menos, la han probado en alguna ocasión.

Más

Fotos

Vídeos