Un bombero herido y veinte masías desalojadas tras un incendio en Culla

Las llamas del incendio forestal de Culla amenazan varias masías. / Domenech Castelló/EFE
Las llamas del incendio forestal de Culla amenazan varias masías. / Domenech Castelló/EFE

Vientos de 70 kilómetros por hora impiden actuar a los hidroaviones y dificultan el control del fuego, que ya ha calcinado 50 hectáreas

D. G. VALENCIA.

Un centenar de efectivos, especialmente bomberos del Consorcio Provincial de Castellón, se afanaban a última hora de la tarde de ayer en controlar un incendio forestal declarado en las proximidades de Culla (en la zona de la Esparraguera) que obligó al desalojo preventivo de una veintena de masías y dejó herido a uno de los profesionales que participaba en las tareas de extinción. Los fuertes vientos que se registraron en la zona, con rachas de hasta 70 kilómetros por hora, y un terreno especialmente seco por la falta de lluvia dificultaron en gran medida las labores e hizo imposible que participaran medios aéreos.

Un total de ocho medios aéreos se han sumado esta mañana a las labores de control del incendio, que ya ha arrasado 50 hectáreas. Según han informado fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón y del Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat, tres aviones Air Tractor y cuatro helicópteros se han unido esta mañana a los diez medios terrestres del Consorcio y las 12 unidades de bomberos de la Generalitat que trabajan en la zona.

Además, se ha solicitado la colaboración del avión anfibio del Ministerio de Agricultura, que ayer tuvo que retirarse tras comprobar que las condiciones meteorológicas impedían su intervención.

Visita de Ximo Puig

Un total de ocho medios aéreos se han incorporado desde primera hora de este sábado a las labores de extinción del incendio forestal de Culla (Castellón), que lleva más de 16 horas activo. En la zona afectada trabajan desde las 8 horas tres aviones 'air tractor' y cuatro helicópteros del Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat Valenciana. El avión FOCA del Ministerio de Medio Ambiente se ha sumado en torno a las 10 horas, detalla el 112 en su cuenta de Twitter.

Junto a los medios aéreos con brigadas helitransportadas, participan en la extinción un total de 12 unidades de bomberos forestales de la Generalitat y diez dotaciones del Consorcio de Bomberos de Castellón. Más de un centenar de efectivos han trabajado durante la noche en la zona calcinada, que ya supera las 50 hectáreas.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y el director general de Emergencias, José María Ángel, visitarán a las 12.30 horas el Puesto de Mando Avanzado (PMA) en Culla para conocer la evolución de los trabajos de extinción.

Desolojo de masías

Agentes de la Guardia Civil tuvieron que desalojar varias masías aisladas de forma preventiva mientras que, al cierre de esta edición, el fuego ya había afectado a una de las construcciones. Además, según fuentes del Consorcio Provincial, una dotación de bomberos voluntarios del parque de Els Ports sufrió un «atrapamiento» mientras trataba de acceder a unas masías. Como consecuencia de ello, dos vehículos sufrieron daños y uno de los bomberos quemaduras de diversa consideración, por lo que recibió asistencia médica por parte de una unidad del SAMU y fue evacuado a La Fe de Valencia gracias a un helicóptero medicalizado, aunque su vida no corre peligro.

Un avión air tractor y el helicóptero que se habían desplazado a la zona tuvieron que retirarse debido al fuerte viento, que dificultaba en gran medida las labores de extinción. Otro avión solicitado al ministerio tampoco pudo actuar. El Consorcio Provincial de Bomberos desplazó hasta nueve dotaciones, otras nueve de bomberos forestales, varios técnicos, una unidad móvil de coordinación y un camión nodriza de 35.000 litros de capacidad. Para coordinar las labores de extinción se constituyó en Culla el puesto de mando avanzado.

Fotos

Vídeos