Las Provincias

El nuevo modelo lingüístico del Consell condena a colegios a renunciar a horas de inglés

Una alumna durante una clase de inglés. :: josé ramón ladra
Una alumna durante una clase de inglés. :: josé ramón ladra
  • Los centros que más impulsaron el aprendizaje de la lengua extranjera deberán renunciar a sus proyectos de manera progresiva

El nuevo modelo lingüístico del Consell supondrá cambios importantes en los colegios que en los últimos cursos habían avanzado en la implantación del inglés en sus clases. De hecho, muchos tendrán que renunciar progresivamente a asignaturas que impartían en la lengua extranjera para poder amoldarse a la nueva estructura normativa. Se trata de escuelas públicas y concertadas que formaban parte de la red de centros plurilingües y de las seis que, dentro de un proyecto experimental que arrancó en 2009, vehiculaban en este idioma la gran mayoría de las materias.

El cambio preocupa. «Seguro que será una de las preguntas que más se plantean a la conselleria en las reuniones organizadas esta semana para explicar el modelo», señalaban ayer fuentes de las patronales concertadas, que también lamentaron que exista riesgo de «perder lo avanzado». Por ejemplo, en el esfuerzo realizado para contar con docentes con los conocimientos necesarios para asumir estas áreas.

El nuevo decreto está muy definido. Establece seis modalidades distintas, y en cada una de ellas se fijan las asignaturas a impartir en castellano, valenciano e inglés. En cinco sólo se dará en lengua extranjera una materia no lingüística, además de la propia de especialidad, y sólo en el Avanzado 2, donde el valenciano es la principal, se puede aumentar el idioma extranjero a dos áreas en 5º y 6º de Primaria. Si se cuenta la nueva de Competencia Comunicativa Oral (CCO), el máximo posible sería tres.

Los centros que han avanzado en el modelo plurilingüe actual, que data de 2012, pueden estar superando el máximo del nuevo decreto, pues la norma anterior no era muy limitante. De hecho la mayoría de estos han implantado entre dos y tres asignaturas adicionales en inglés, aunque se podía llegar a más. Si no optan por el Avanzado 2, por ejemplo si escolarizan sólo en castellano como sucede en muchos concertados o en determinadas comarcas, no tendrán más remedio que rehacer sus planes pues el resto de los nuevos niveles suponen menos presencia de la lengua extranjera. Quedarse en los niveles básicos, que sería la equivalencia natural en el caso citado, implicaría conformarse con sólo una materia.

Para José Manuel Boquet, presidente de la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia, el decreto recoge el planteamiento inicial de la patronal -«pedimos que no hubiera imposiciones»- aunque reconoce que no acaba de gustar «la relación entre la intensidad del inglés y la del valenciano». Respecto a la problemática de tener que renunciar al impulso de la lengua extranjera, lamentó que «haya centros muy avanzados donde a los alumnos que vendrán por detrás se les aplicará un plan distinto». Se refería a que la implantación del modelo es progresiva. El curso que viene afecta a Infantil y en los sucesivos irá llegando a Primaria. Mientras tanto, las etapas y ciclos no afectados mantendrán los programas actuales.

El calendario es distinto para los seis centros públicos que aplican un plan 'superplurilingüe', donde el inglés afecta al 80% de las asignaturas. Aunque tendrán que renunciar a esta estructura pese a la oposición masiva de los padres, Educación les ha garantizado que todos los ahora matriculados terminarán la Primaria con esta formación especial. Eso sí, los nuevos alumnos de tres años ya estudiarán con los parámetros del nuevo modelo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate