Las Provincias

Ningún acreedor impugna y el IVF casi asume el centro

A contar desde ayer lunes, los acreedores ordinarios o privilegiados de Coepa tienen diez días para presentar impugnaciones al auto del juez de lo Mercantil 1 de Alicante de aprobación del convenio de acreedores que, como se sabe, aplicará una quita del 95% a la deuda ordinaria, con lo que solo se abonarán 35.000 euros a Cierval en lugar de casi medio millón de euros. Ayer, no había constancia de ninguna impugnación, siquiera de la Abogacía de la Generalitat. El conseller de Hacienda, Vicent Soler, dejó entrever el pasado lunes en Alicante que acatarán la decisión del juez. Primero, la de admitir a trámite el convenio de acreedores y plan de viabilidad de Coepa, al avalar la enajenación del centro de oficios, y, en segundo lugar, la aprobación del convenio, al que se adhirieron el 90,55% de acreedores. Además, el IVF, principal acreedor de Coepa con 3,2 millones de euros del crédito para construir del centro de oficios de Babel, ya está casi asumiendo públicamente que se quedará con el centro de oficios, como deslizó el propio conseller y pidió Gómez el viernes ante el aumento de la siniestralidad laboral. El director del IVF, Manuel Ilueca, dijo en unas declaraciones periodísticas el fin de semana que «no podemos dar formación, por lo que el IVF deberá traspasar el edificio al Servef o a la Conselleria de Educación».