Las Provincias

La multinacional mantiene su interés en la ciudad

Ikea no quiso ayer entrar a valorar la resolución definitiva de la ATE que articulaba su instalación en Alicante. Consideró que es «pronto» para determinar qué pasos se van a dar a partir de ahora, pero sí que volvió a dejar claro que mantiene su voluntad de instalarse en la ciudad.

En sus últimas reuniones con el Ayuntamiento, la firma sueca dejó claro que su apuesta es por Rabasa, aunque el Consistorio confía en que pueda ampliar sus miras una vez rotos los lazos con Alicante Avanza y su proyecto.