Las Provincias

Belmonte se alinea con PP y C's y saca las uñas contra Angulo

La concejal no adscrita Nerea Belmonte, en una de sus intervenciones.
La concejal no adscrita Nerea Belmonte, en una de sus intervenciones. / J. P. Reina
  • La concejal no adscrita se enfrentó también a Pavón, que pidió su dimisión, y Echávarri, al que acusó de «machista»

La concejal no adscrita Nerea Belmonte no solo se alineó con PP y C's en la mayoría de las propuestas que lanzaron contra el tripartito. Además, destinó todas sus propias propuestas al Pleno a intentar acorralar a la edil de Vivienda y Acción Social Julia Angulo. Como no adscrita, solo puede presentar ruegos o preguntas, por lo que decidió lanzar a su excompañera, y sucesora en ambos cargos, una batería de cuestiones sobre los casos que han resultado polémicos en los últimos meses. Cuestiones que derivaron en un cruce de acusaciones entre ambas.

En la primera, preguntó por qué se ha excluido a las personas más necesitadas, es decir, con recursos cero, del concurso público de adjudicación de viviendas sociales y del acceso a las ayudas para el alquiler social. Defendió que gracias a su gestión se compraron viviendas a los bancos que se podrían haber destinado, en parte, a estas familias, al igual que las ayudas.

Angulo no respondió en realidad a la pregunta. Se defendió con un ataque a Belmonte. «Su caradura me sorprende», dijo. Y defendió que ella ha mejorado las condiciones de adjudicación de las viviendas que dejó su excompañera.

Respecto a las dudas por su inhibición en la adjudicación, instó al portavoz del PP, Luis Barcala, a que lo llevase a los tribunales, «si tiene algo en contra», a lo que el edil popular contestó, por alusiones, que «quizá» no dudaría de ella «si respondiese a nuestras preguntas formales por escrito sobre quién decidió dar los vehículos a Esmeraldas o sus vínculos con los adjudicatarios de viviendas».

Precisamente por estos vínculos le preguntó Belmonte en su segunda intervención. Angulo señaló que conocía a adjudicatarios por su trabajo con colectivos desfavorecidos e instó a la no adscrita a ver el expediente en la Concejalía.

Su tercera cuestión fue acerca de por qué no comunicó su parentesco con la vicealcaldesa de Esmeraldas, su hermana, cuando se planteó el hermanamiento y la cesión de vehículos. Angulo contestó que «nunca» ha ocultado el parentesco y que el hermanamiento no salió adelante, por lo que no tuvo «ocasión» de comunicarlo al equipo de gobierno.

La edil no adscrita también tuvo un enfrentamiento con Miguel Ángel Pavón, que le pidió que dimita porque «solo se representa a sí misma», a lo que ella contestó que, entonces, «qué hacía (ella) el otro día en la asamblea de Podemos».

Y con el alcalde, Gabriel Echávarri, que en un momento del Pleno bromeó con que el edil Vicente Buades, de C's, se había convertido en su portavoz, algo que molestó mucho a la concejal, que le acusó de «machista» y aseguró que tiene «voz propia».

Exigió al alcalde que le pidiera disculpas y éste se las ofreció. Algo que, le echó en cara, está esperando de ella por «mentir al decir que le he negado que oficie bodas. Yo la única vez que la he negado cuatro veces es cuando exigió entradas para José Tomás», le espetó. Ella le acusó después de estar mintiendo.