Grezzi abre ya la puerta a la peatonalización del Ensanche

Varios peatones cruzan Cirilo Amorós. / irene marsilla

Una de las propuestas que tiene el concejal encima de la mesa habla del corte al tráfico de Cánovas y parte de Grabador Esteve

Á. S. VALENCIA.

La concejalía de Movilidad Sostenible ha comenzado el proceso de elaboración de informes sobre el Ensanche para llevar a cabo las primeras experiencias piloto en el entorno de la calle Cirilo Amorós dirigidas a peatonalizar los alrededores de una de las vías más comerciales de la ciudad. Tal como ha podido saber este diario de fuentes de toda solvencia, antes de Navidad el departamento que dirige Giuseppe Grezzi comenzó con la elaboración de informes sobre los comercios, vecindario, locales de ocio y dotaciones de distinto tipo de que dispone el barrio y, sobre todo, la zona más cercana al Jardín del Turia.

Esta decisión de la concejalía entronca con los resultados del proceso participativo del Pal del Remei y Ruzafa que llevó a cabo el Ayuntamiento entre enero y abril del pasado año. De ese proceso, muy criticado por las asociaciones de comerciantes del barrio porque se planteaban cuestiones que para ellos son inasumibles como la peatonalización total de la calle Cirilo Amorós, salieron decenas de propuestas vecinales.

Ya entonces, las asociaciones del entorno le dijeron al edil de Compromís que antes de llevar a cabo cualquier actuación en una zona tan sensible comercialmente hablando como el Ensanche tenía que elaborar antes unos informes sobre en qué calles hay más locales comerciales, cómo llegan sus clientes, dónde aparcan si arriban en su coche particular o en qué vías hay más restaurantes y cafeterías, entre otras cuestiones que consideran importantes. El edil, según distintas versiones, acogió de buen grado esta condición previa.

Ahora, estos informes servirán como base para estudiar acciones en el entorno. Una de las propuestas que tiene Grezzi encima de la mesa implica la peatonalización de Grabador Esteve desde Cirilo Amorós hasta la plaza de Cánovas, la misma plaza en su extremo norte y la calle Morales Serrano. Los comerciantes le insisten en la reurbanización de calles como Isabel la Católica, pendiente desde 2015.