Detenido un exempleado de la Federación de Fútbol por usar datos de 82 árbitros para estafar

Una agente de la Policía Nacional investigando./LP
Una agente de la Policía Nacional investigando. / LP

El hombre arrestado por la Policía Nacional realizaba compras en comercios con cargo a las cuentas bancarias de los colegiados tras usurpar la identidad de las víctimas

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

La Policía Nacional ha detenido en Valencia a un hombre de 41 años de edad, Óscar O., de nacionalidad española y exempleado de la Federación Valenciana de Fútbol, acusado de sustraer datos bancarios de árbitros federados para suplantar a los colegiados y cometer estafas mediante la compra de aparatos electrónicos en diferentes establecimientos comerciales.

Según informaron hoy fuentes de la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana, el individuo arrestado está acusado de los delitos de estafa, usurpación del estado civil y daños, concretamente los que causó en el sistema informático y la base de datos de la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana.

El presunto estafador había estado trabajando en dicha federación deportiva y, tras ser cesado hace tres años por causas que no han trascendido, se habría aprovechado de los conocimientos adquiridos en ese empleo para sustraer datos de identidad y bancarios de los árbitros colegiados, supuestamente, para luego cometer las estafas que ahora le atribuye la investigación de la Policía Nacional.

Tras el cambio de presidente en diciembre de 2018 en la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana, la nueva junta directiva realizó una auditoría y detectó irregularidades que había cometido un extrabajador de la entidad deportiva para apropiarse de parte del dinero que le correspondía a los árbitros.

Varias denuncias

Las investigaciones policiales se iniciaron tras varias denuncias de particulares en las que ponían en conocimiento de la Policía Nacional la contratación de tarjetas bancarias a su nombre, así como cargos en sus cuentas bancarias de compras que ellos no habían realizado.

Los agentes que asumieron la investigación comprobaron que el 'modus operandi' era el mismo en los hechos denunciados y averiguaron que todas las víctimas tenían algún vínculo con la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana. Tras reunirse con los actuales responsables de la entidad deportiva para tratar el asunto, la policía constató irregularidades en hasta 82 cuentas bancarias en las que los árbitros cobraban sus honorarios.

En el transcurso de las investigaciones, los policías tuvieron acceso a la base de datos de los colegiados y a las compras que realizaba Óscar O., presuntamente, mediante operaciones fraudulentas. Los agentes no tardaron en averiguar, solo un mes después de que una de las víctimas denunciara los hechos delictivos, que el estafador podría ser un antiguo empleado de la entidad deportiva con conocimientos del sistema informático.

El acusado se habría servido de conocimientos informáticos capturar datos bancarios y adquirir material electrónico

Según informaron las mismas fuentes policiales, tras cesar en su puesto de trabajo, Óscar O., aprovechó para «modificar datos de cuentas bancarias», supuestamente, para la contratación de tarjetas de crédito a nombre de los árbitros. Además, este hombre «capturó datos de identidad y bancarios de los afectados», presuntamente, para emplearlos en la adquisición de material electrónico mediante numerosas operaciones fraudulentas por valor de entre 150 y 300 euros cada una.

El hombre detenido vendía posteriormente los productos fuera de los cauces legales. Óscar O., que tiene un antecedente delictivo, fue puesto en libertad por la Policía Nacional tras tomarle declaración, aunque le advirtieron de su obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sea requerido para ello.

Comunicado de la Federación valenciana de fútbol

La Federació de Fútbol de la Comunitat Valenciana ha querido desvincularse del detenido y aclarado que fue esta entidad la que detectó los hechos y los denunió. La agrupación deportiva ha emitido un comunicado que reproducismo de manera íntegra:

«El pasado mes de febrero la Federació de Futbol de la Comunitat Valenciana interpuso denuncia ante la Policia Nacional. La FFCV detectó en ese momento movimientos de dinero ilógicos en los honorarios de algunos árbitros. Tras la llegada de Salvador Gomar a la presidencia de la FFCV y después de realizar una auditoría en todos los departamentos, se advirtió de una serie de errores informáticos incoherentes.

Por ese motivo, y nada más tuvo constancia de lo que estaba sucediendo, la FFCV presentó la denuncia correspondiente.

Desde la FFCV se lamenta que sea un ex trabajador el detenido a causa de la denuncia interpuesta, pero se mantendrá inflexible en contra de cualquier conducta presuntamente delictiva.

El compromiso de la actual Junta Directiva de la FFCV con la transparencia es total. De hecho, esta Junta Directiva aprobó el pasado 30 de enero un Código de Buen Gobierno y un Programa de Prevención de Riesgos Penales para que este tipo de conductas sean atajadas de forma rápida y eficiente, como así sucedió.

Desde el momento de la denuncia, en el pasado mes de febrero, la FFCV dispuso de los medios oportunos para que no se volviera a dar esa situación y se mantuvo vigilante al respecto.

Desde la FFCV se quiere agradecer al Cuerpo Nacional de Policía su labor por la eficacia a la hora de resolver el caso. Estamos a su disposición y continuaremos colaborando para esclarecer todos los datos de este suceso«.