Una joven de 16 años muere al caer de la tercera planta de un colegio de Valencia

Una joven de 16 años muere al caer de la tercera planta de un colegio de Valencia

La dirección del centro colabora con la policía para esclarecer el trágico suceso y pide en un comunicado que se respete la intimidad de la familia de la alumna fallecida

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Una joven de 16 años murió ayer al mediodía al precipitarse por el hueco de la escalera desde la tercera planta de un edificio en un colegio de la ciudad de Valencia. La Policía Nacional se hizo cargo de las investigaciones para determinar las causas de este trágico suceso. Un equipo del Servicio de Ayuda Médica Urgente (SAMU) acudió con urgencia al lugar para asistir a la víctima. Los sanitarios practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar a la menor, pero no pudieron recuperar sus constantes vitales.

Varias patrullas policiales también se desplazaron al colegio tras recibir el aviso de que una menor se había precipitado por el hueco de las escaleras. Eran las 12.15 horas. Los agentes se entrevistaron con los profesores para averiguar cómo se habían producido los hechos, pero no localizaron a ningún testigo que viera la caída.

Antes de que el SAMU llegara al colegio, un policía local practicó las primeras maniobras de reanimación a la joven, pero sus esfuerzos fueron inútiles. La menor pidió permiso a su profesor para salir del aula porque se encontraba mal y se dirigió a la sala de profesores, donde fue atendida por uno de ellos. Tras tomar un refresco de Coca-Cola, la alumna dijo que regresaba a clase y poco después se precipitó por el hueco de la escalera.

Aunque algunos mensajes difundidos a través de WhatsApp elucubraban sobre la posibilidad de que la menor hubiera sido molestada u ofendida por algún compañero, tanto los profesores como las fuentes policiales consultadas desmintieron un supuesto caso de acoso escolar. La dirección del colegio pidió a los padres de los alumnos que hagan un uso responsable de las redes sociales para respetar la intimidad y el duelo de la familia.

Un equipo de Policía Científica también se desplazó al centro escolar para inspeccionar el tramo de las escaleras donde se había precipitado la joven. Ante el fallecimiento de la alumna de 1º de Bachillerato, el colegio manifestó su condolencia a la familia y amigos de la menor. La dirección del centro escolar difundió un comunicado en el que afirma que está «colaborando con las autoridades para el esclarecimiento del triste suceso».

Tras activar los protocolos establecidos para estos casos, las consellerias de Educación y Sanidad enviaron dos equipos de apoyo psicológico para atender a los compañeros y profesores de la joven fallecida. «Tanto la dirección del centro como toda la comunidad educativa lamentan profundamente este doloroso suceso que ha suscitado en todos los miembros del colegio una enorme tristeza y conmoción», afirma el comunicado del colegio, cuyo nombre omitimos para preservar los derechos de la familia de la víctima. «Rogamos a Dios que les conceda la fortaleza necesaria para afrontar esta irreparable pérdida», añade el comunicado.