Andalucía decreta la tercera alerta sanitaria por listeria tras un nuevo afectado

Un científico trabaja con un secuenciador de genoma en el laboratorio de listeriosis del Centro Nacional de Microbiología. / Efe

La Consejería de Salud clausura la fábrica de La Montanera del Sur e inmovilizado todos sus productos

CECILIA CUERDOSevilla

La Junta de Andalucía activó este jueves su tercera alerta sanitaria por consumo de embutidos cárnicos contaminados por la bacteria de la listeria. En esta ocasión la firma afectada es Incarybe S. L., ubicada en Benaoján (Málaga) y los productos de su marca La Montanera del Sur, que han quedado completamente inmovilizados después de conocerse que hay una persona infectada tras consumir su chicharrón especial, el producto que ha dado positivo por listeriosis. Tras conocerse esta nueva alerta, desde de la organización Facua-Consumidores en acción reprochó la escasa utilizad de los controles e inspecciones realizados por las administraciones y de los propios protocolos de autocontrol, por lo que han reclamado que se cambien esos protocolos.

Se trata del tercer caso de alerta por listeriosis vinculada al consumo de embutido cárnico que se registra en la comunidad andaluza desde mediados de agosto. La primera fue la alerta por la carne mechada marca La Mechá, producida por la empresa Magrudis, que ha generado 214 afectados en la comunidad autónoma, tres muertes y siete abortos. Y ya la pasada semana se decretó una alerta alimentaria en relación a la carne mechada Sabores de Paterna, fabricada en Paterna de Rivera (Cádiz), aunque hasta ahora no se han encontrado casos positivos de listeriosis en sus consumidores.

Fuentes de la Consejería de Salud explicaron que la alerta fue comunicada a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, una vez que se conocieron los resultados de los análisis provisionales de las muestras tomadas tanto en la fábrica como en el restaurante donde almorzó la persona afectada. Al conocer los resultados, la firma decidió cesar la producción de forma voluntaria, aunque además, y como medida de precaución, la Junta optó por inmovilizar todos los productos de la marca La Montanera del Sur. Asimismo, se decretó el cierre cautelar de la factoría, que fue inspeccionada en diciembre de 2018, según subrayaron desde la Junta. No se conoce por el momento dónde se han distribuido los productos contaminados.

Las sospechas por un nuevo foco de listeria comenzaron el pasado 6 de septiembre, coincidiendo en el tiempo con la alerta alimentaria decretada para la empresa gaditana Sabores de Paterna. Siete miembros de una misma familia, natural de Palencia, acudieron al hospital Costa del Sol con síntomas de intoxicación alimentaria. Todos ellos habían estado en un restaurante de Ronda días antes y habían comido, según explicaron, chicharrón. Aunque todos los que ingirieron el embutido se sintieron indispuestos, solo uno de ellos, un varón de 47 años, ha dado de momento positivo por listeria en los análisis, y se está a la espera de recibir resultados para otras tres muestras.

Después de un primer tratamiento sanitario, el hombre había partido hacia su lugar de residencia, Inglaterra, donde fue localizado el pasado 10 de septiembre por los servicios sanitarios andaluces para comunicarle el resultado de los análisis. En estos momentos, el hombre está ingresado en un centro hospitalario inglés para seguir recibiendo tratamiento. Por su parte, su pareja también se encuentra ingresada, aunque sus análisis han dado negativo.

Ese mismo día 6 de septiembre los inspectores de la Junta se desplazaron hasta el restaurante y la fábrica del embutido, donde tomaron las muestras. Los resultados positivos en contaminación por la bacteria se han conocido este mismo jueves, de ahí que se decretara de inmediato la alerta y se inmovilizaran los productos de la empresa. Las muestras tanto de los pacientes como de los productos contaminados ya han sido remitidos al Centro Nacional de Microbiología, dependiente del Instituto Carlos III de Madrid, para que los analice y determinar si la cepa es la misma que la detectada en las otras dos alertas.