La DGT desmonta los siete trucos que no funcionan al volante

La DGT desmonta los siete trucos que no funcionan al volante

Muchas de las creencias asociadas al consumo de alcohol y drogas en la conducción son totalmente erróneas

LAS PROVINCIASValencia

Si eres de los que sale a pasar un buen rato, coge el coche y se cree que puede engañar a los agentes de tráfico, será mejor que tomes nota. Son muchos los mitos que circulan sobre el alcohol y las drogas, y una buena parte de ellos van asociados a ciertas creencias sobre la conducción que resultan ser -para sorpresa de muchos- totalmente erróneas.

Un estudio elaborado por la Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL) y la Dirección General de Tráfico (DGT) ha permitido comprobar hasta qué punto los conductores son imprudentes al volante, incluso sin ser plenamente conscientes de ello. La investigación ha puesto en evidencia un notable desconocimiento de la población que circula al volante sobre los controles de drogas. Tanto, que según FESVIAL «tres de cada cuatro conductores afirman no saber nada o saber muy poco sobre el procedimiento que se sigue en un control de drogas a conductores». Según el análisis, el 40% de los conductores cree que este tipo de prueba se realiza sobre el aire espirado y no por la saliva.

Quizá por este desconocimiento, el 20% de los conductores cree que puede eludir un control de drogas y salir airoso del análisis con algunos trucos. Nada más lejos de la realidad. Estos son los 'trucos' y creencias falsas, según informa DGT, que no te van a librar de una buena multa:

1. Esperar más de 2 horas antes de conducir.

Sólo sería efectivo si la espera es muy larga, entre las 5-6 horas como tiempo medio estándar, que «sería el tiempo en que el organismo elimina las drogas en los niveles medidos por el test», explica la DGT.

2. Beber agua.

No hay ninguna evidencia científica que pruebe que la ingesta de agua diluya la concentración de droga en la saliva.

3. Tomar café.

Esto solo era efectivo para los primeros etilómetros, hace algunas décadas, pero no produce «ningún efecto sobre la concentración de droga en la saliva», advierte el organismo.

Las falsas creencias sobre drogas y alcohol suponen un riesgo añadido a la seguridad vial.
Las falsas creencias sobre drogas y alcohol suponen un riesgo añadido a la seguridad vial. / Pxhere

4. Hacer deporte o sudar antes del control.

Se sude o se haga deporte antes de coger el coche o realizar la prueba, no produce ningún cambio en el resultado del test.

5. Dormir «un rato».

«El sueño, por sí mismo, no elimina la cantidad de droga presente en el organismo. Únicamente si se trata de un sueño de más de cinco horas produciría un efecto, peor no por el hecho de dormir, sino por el tiempo transcurrido», recuerda la DGT.

6. Comer limones

Ingerir el zumo de un limón no cambia el veredicto de la prueba ni la concentración de droga en la saliva, pero sí hace que el cuerpo segregue más.

7. Beber bebidas energéticas

Además de no funcionar, es peligroso: «Las altas concentraciones de estimulantes de estas bebidas pueden provocar la sumación de efectos. No diluye la concentración de droga y sí hay descritos casos de muerte súbita», explica el organismo de tráfico.