À Punt sorprende a la productora del hermano de Ximo Puig pactando precios

La directora de À Punt, Empar Marco. / irene marsilla
La directora de À Punt, Empar Marco. / irene marsilla

Comunicacions dels Ports renuncia al proceso al ser descubierta y el ente excluye a otras seis empresas por burlar la ley de Contratos Públicos

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

À Punt sorprendió a siete productoras valencianas pactando precios para repartirse parte de un concurso de servicio de imágenes dividido en doce lotes y por un valor total de 323.000 euros. Una maniobra prohibida por la ley de Contratos del Sector Público y que ha terminado con la exclusión de seis de las empresas, ya que la séptima firma decidió renunciar después de que se le pidiera información para aclarar esta situación. La empresa que abandonó el concurso, pese a que había sido la más puntuada en el lote 1 -cien de los cien puntos posibles-, fue Comunicacions dels Ports, de la que es consejero delegado Francisco Javier Puig Ferrer, hermano del presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

El 26 de febrero la mesa de contratación se reunió para establecer la puntuación de los doces lotes en los que se dividía el contrato de 323.000 euros. El 1 de marzo, la mesa valoró la posibilidad de que existieran conductas contrarias «al principio de libre competencia y al principio de propuesta única» en los lotes 1, 2, 3, 7, 8, 9, 10 y 11. Una maniobra que va en contra de los artículos 132.3 y 139.3 de la ley de Contratos del Sector Público. Toda la documentación se remitió a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia para que valorara la situación y esta remitió el expediente a la Autoridad de Competencia de la Comunitat Valenciana.

El 14 de marzo, al no recibir respuesta de este organismo, la mesa decidió suspender temporalmente la contratación de estos lotes y pidió documentación a las mercantiles Comunicacions dels Ports, Kriol Produccions, Canal Maestrat, Comarques Centrals Televisió, Produccions Nova Films 2007, Arte Quatre Víctor y Máxima Definición. Todas las sociedades enviaron aclaraciones excepto Comunicacions dels Ports y Produccions Nova Films.

En su investigación, la mesa descubrió un presunto pacto de precios para, presumiblemente, distribuirse parte de los lotes. Comunicacions dels Ports, Kriol y Canal Maestrat presentaron la misma oferta económica para los lotes 1,2 y 3, respectivamente. Esto les hizo obtener la máxima puntuación en esos lotes, con un importe sin impuestos de 20.000, 30.000 y 28.000 euros al año, respectivamente. La empresa del hermano de Puig ganó el lote 1 y no halló competencia en las otras firmas, de la misma manera que Kriol se hizo con el lote 2 y Canal Maestrat, con el 3 -a este no se presentó la productora del hermano de Puig-. Además, Kriol y Canal Maestrat tiene al mismo administrador, Juan Enrique Adell Bover, algo que no comunicaron las sociedades. Estas firmas presentaron alegaciones excepto Comunicacions dels Ports, que el 8 de abril, ante la situación generada, decidió renunciar al concurso pese a ir en primera posición en uno de los lotes. Kriol Produccions y Canal Maestrat fueron posteriormente excluidas del proceso por ir contra la ley de Contratos del Sector Público.

À Punt también ha localizado la misma oferta para los lotes 7 y 9 de las empresas Comarques Centrals Televisión y Produccions Nova Films. La primera tiene como administrador único a Ricardo Manuel Faura Vidal y la segunda, a Francisco Javier Faura Reig, «pudiendo existir relación de parentesco». Además, el domicilio de Ricardo Manuel Faura coincide con el de Produccions Nova Films. Para los lotes 8, 10 y 11, las empresas Máxima Definición y Arte Quatre Víctor presentaron importes similares, y ambas tienen como administrador a Francisco José Guill Vicent. Todas fueron excluidas del concurso de À Punt.

El ente ya advirtió una baja temeraria en Comunicacions

La empresa Comunicacions dels Ports, cuyo director general es Francisco Javier Puig Ferrer, hermano del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, fue la más puntuada en el lote 1 -logró cien de cien puntos posibles-, por lo que se iba a hacer con un contrato de 24.000 euros al año (impuestos incluidos) para servir imágenes de las comarcas de Els Ports, Baix Maestrat y Alt Maestrat. Pero en el acta firmada por la mesa evaluadora de À Punt se ponía de manifiesto que la oferta presentada por Comunicacions dels Ports «era muy inferior a la baja media con respecto al resto de empresas licitadoras». La propuesta de Comunicacions dels Ports era un 14,70% más baja que la media en relación al periodista de apoyo de media jornada; un 11,93% respecto al equipamiento técnico y un 16,69% en relación al periodista con jornada completa. La empresa del hermano de Puig, por ejemplo, ofrecía un precio de 49,90 euros por el periodista a día completo mientras que el precio de Canal Maestrat o Kriol era de 69,80 euros. Finalmente, y tras abandonar el concurso al descubrirse una serie de irregularidades y ser excluidas las otras dos, será la productora Miraelpardalet la que servirá las imágenes desde el interior de Castellón.