Punset se va antes de que la echen

Carolina Punset, en su etapa de parlamentaria en Les Corts. / EFE
Carolina Punset, en su etapa de parlamentaria en Les Corts. / EFE

La eurodiputada deja Cs, que tramitaba expulsarla por reunirse con Puigdemont | La exsíndica en Les Corts se queda el escaño y justifica su decisión de irse en que Ciudadanos se ha convertido en «la marca blanca del PP».

BURGUERA VALENCIA.

«No me echan, me voy». Esta frase, recurrente para situaciones límite, ha sido empleada en multitud de ocasiones por los más variados personajes, desde toreros (Rivera Ordóñez, en 2012), a futbolistas (Deco, en 2008). Carolina Punset, eurodiputada de Ciudadanos hasta ahora y diputada autonómica en Les Corts desde 2015 hasta 2016, dijo ayer adiós a Ciudadanos. A la vez, el partido le preparaba un expediente de expulsión. No es que Cs no la quisiera echar, es que ella ha sido más rápida cogiendo la puerta de salida, pero con el euroescaño bajo el brazo. Punset justifica su adiós en que Cs es una formación demasiado de derechas («la marca blanca del PP»). La dirección naranja explica que su intención era echarla del partido por reunirse con Carles Puigdemont.

El expresidente del Govern fugado a tierras belgas se ha convertido en uno de los políticos más hospitalarios del mundo: lleva meses recibiendo gente del más diverso pelaje. Principalmente a independentistas variados y periodistas internacionales. Hasta el dirigente de Podemos Pablo Iglesias pidió ayer turno para ser recibido en Waterloo.

A Punset se le había abierto un expediente de expulsión de Ciudadanos, según explicaron fuentes de la formación a las agencias de noticias de ámbito nacional, después de que el pasado 9 de octubre (Día de la Comunitat, precisamente) visitara a Carles Puigdemont en Waterloo (Bélgica), en un viaje realizado con medios del Parlamento Europeo (utilizó un vehículo oficial).

El 9 de octubre es un día especialmente intenso para Punset en los últimos años. El Día de la Comunitat de 2016, ya como eurodiputada, Punset se despachó con un tuit en las redes sociales donde criticaba que «muchos se pasean orgullosos con un trozo de tela». Quien llevaba ese día la Senyera en la procesión cívica era el portavoz de Cs en la Comunitat y concejal en Valencia, Fernando Giner. Punset anunció ayer a través de una carta que abandonará en las próximas fechas Ciudadanos por desacuerdos con las decisiones del partido y que, según ella, convierten a la formación en «la marca blanca del PP».

Critica los «bandazos» dados por el partido y lamenta las últimas tesis defendidas por el presidente del partido, Albert Rivera, en torno a la situación en Cataluña, la prostitución, la gestación subrogada o el impuesto al sol, cuya supresión recuerda haber defendido «con orgullo» en campañas electorales. Se va del partido pero no de Bruselas. Se queda con el escaño, pero sin aceptar ser una tránsfuga. Entiende que es «injusto» que sea ella quien deje Cs porque, bajo su punto de vista, quienes hicieron «transfuguismo político» son sus hasta ahora compañeros, que construyen «un proyecto con los escombros del PP».

El expediente de expulsión abierto por Ciudadanos a la eurodiputada se tramitó desde el Comité de Régimen Disciplinario de Cs, órgano que analiza que las actuaciones de los militantes sean acordes con la filosofía del partido. En la formación no habían recibido ayer ninguna notificación de baja de Ciudadanos por parte de Punset, desde hace años completamente desubicada en el día a día de una formación en la que ya hace años que se siente una extraña: «Sigo sin comprender como se puede uno acostar socialdemócrata y levantarse ultra liberal». Se queda con la duda. Se va con la expulsión pisándole los talones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos