Dalmau: «Me preocupa que Puig no haya descartado un pacto con Ciudadanos»

Dalmau: «Me preocupa que Puig no haya descartado un pacto con Ciudadanos»

El aspirante a la Generalitat por Unides Podem-EU considera que sólo si su partido forma parte del futuro Gobierno de España habrá una nueva financiación

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERA

Rubén Martínez Dalmau ha decidido dejar las aulas de la Universitat de València para emprender una aventura política arriesgada. En un momento en el que Podemos da síntomas de agotamiento y las dimisiones son una constante, Dalmau surge como candidato de consenso entre los afines a Pablo Iglesias, la dirección regional y parte de los antiguos errejonistas con el objetivo de que Unidas Podem-EU logre una representación que le permita formar parte del futuro Consell.

-Las encuestas pronostican una caída de Unidas Podemos en toda España ¿Qué expectativas tiene el partido en la Comunitat?

-Aunque ha habido una caída, en los últimos días las tendencias son de remontada. Hemos estado viendo que en estos momentos complicados tenemos un piso electoral fuerte y, cuando llegamos a ese punto, el resto es subida. Por ello, apostamos por la campaña ya que es el momento en el que las personas pueden escuchar las diferentes propuestas y ver las diferencias entre partidos y por eso confiamos en lograr unos buenos resultados.

-¿Le benefició a Podemos el adelanto electoral? Se dice que el partido dio el visto bueno a Ximo Puig.

-Yo ya le dije a Ximo Puig que el favor se lo había hecho a él mismo porque no creo que el adelanto electoral nos perjudique o beneficie. Tenía elementos positivos y negativos y Puig tomó la decisión en clave electoral entendiendo que al PSPV le podía ir mucho mejor. Por eso le dijimos que era su prerrogativa y su responsabilidad y que no nos hiciera partícipes. Lo que le recordamos es que tenía que hacer los deberes antes de la cita con las urnas porque estaban pendientes asuntos como la reversión del hospital de Dénia, que ya es muy difícil que se produzca antes de elecciones.

-¿Ha tenido la sensación de que se ha llegado a ningunear a Podemos? Se pidió tras el adelanto una reunión que nunca se produjo.

-Es imposible que se ningunee a Podemos porque el pacto del Botànic existe por Podemos. El gran problema que hay es que a veces es difícil saber a quién dirigirse en casos como la reunión que pedimos hace unas semanas porque en Compromís no sabes si dirigirte a Iniciativa, al Bloc o a Els Verds. No creo que se nos haya ninguneado sino que no han sabido hacer determinadas cosas y por eso prefieren no contestarnos o no había una competencia.

-Antonio Montiel, Fabiola Meco, David Torres... Las que fueron las principales caras de Podemos en 2015 han decidido no presentarse a las elecciones. ¿Qué pasa en Podemos para que tantos abandonen?

-Yo aquí diferenciaría porque Fabiola Meco, aunque no vaya en las listas, no ha abandonado y está haciendo campaña por nosotros. El problema no es que haya gente que no repita sino que han pasado a un segundo plano. Antonio Montiel sí se ha ido pero porque se presentó a unas elecciones primarias y perdió. Yo entiendo que cuando hay una contienda electoral y hay personas que no se sienten representadas por el partido lo deje porque eso es normal y así debería ser la política aunque estemos acostumbrados que una personas pase de un cargo a otro y esté décadas así. La política debe ser un lugar donde alguien llega, realiza una función para la ciudadanía y se va.

-¿Contaría con Meco para el Consell si se reedita el Botànic?

-Primero hay que ganar las elecciones y entender que hay que desbordar el Botànic para pasar de una legislatura de reparación a otra de cambio. Dentro de ese cambio todo el mundo es bienvenido siempre que esté clara su honestidad y compromiso. Yo estoy convencido que alguien como Meco, si la necesitamos, estará ahí.

-¿Por qué da el paso para ser el candidato de Podemos cuando parece que hay más gente que quiere abandonar el proyecto que sumarse?

-Yo creo que hay que dar el paso cuando se necesita. Cuando todo está a favor es fácil ofrecerte pero en estos momentos es cuando de verdad se necesita. Ahora, el hecho de que Podemos no tenha un líder de referencia tras la renuncia de Antonio Estañ a ser el presidenciable y después de que diferentes sensibilidades del partido me pidan dar el paso, es el momento. Yo tengo una vida académica muy bien construida y ahora hay que dar un paso a un servicio público que es la política y llegará un momento en el que regresaré a las aulas.

-¿Ha echado en falta un pacto con Compromís en estas elecciones?

-Lo cierto es que nunca hemos ido con Compromís en la Comunitat y sólo hemos compartido lista en las generales. Lo que no se es si ahora se dan las circunstancias porque los tiempos no han acompañado. Además, Compromís está más centrado en el marco valenciano y tienen menos dimensión estatal y por ello no se lo han planteado. Pese a todo, yo estoy convencido de que nuestros caminos se van a volver a encontrar pero no se si a través de alianzas.

-Compromís y Podemos son percibidas como dos opciones similares. ¿Por qué debería un valenciano apostar antes por vosotros?

-Aunque tenemos elementos en común somos fuerzas diferentes. Compromís es una formación nacionalista y marcada por el ámbito autonómico mientras que nosotros somos un partido con fuerza estatal y europea. Sin quitar mérito al trabajo que ha hecho Compromís, los intereses de los valencianos se defienden mejor con los 70 diputados de Podemos que con 3 o 4 de Compromís. Los parlamentarios de nuestra candidatura tienen claro que es necesario reformar la financiación, hacer un tren de la costa o defender la naranja y eso es muy difícil hacerlo siendo una fuerza minoritaria.

-¿Habrá una nueva financiación autonómica la próxima legislatura?

-Sólo si Podemos entra en el Gobierno a nivel estatal y autonómico podremos tener una financiación autonómica que nos merecemos. El PSOE ya ha demostrado que no le interesa y este es un modelo socialista que ya se ha mostrado que no es importante cambiarlo. Ximo Puig ha tenido tiempo para negociarlo y no ha habido ningún avance y Pedro Sánchez ha demostrado que es un tema que no le interesa.

-A nivel estatal el PSOE no ha querido descartar un posible pacto con Ciudadanos. ¿Tiene miedo de que Puig trate de pactar con Toni Cantó?

-Podemos no tiene nunca miedo porque crecimos bajo el mantra de que no se podía terminar con el bipartidismo. Es verdad que los socialistas filtrean con Ciudadanos como lo hizo Pedro Sánchez cuando intentó formar gobierno en 2015. En ese momento entiendo la duda porque Albert Rivera se declaraba socialdemócrata pero ahora está liderando una fuerza ultraconservadora en el margen derecho y pacta con Vox. Me preocupa que Ximo Puig no descarte pactar con Ciudadanos y que no entienda que un Consell de transformación pasa por unas políticas estatales que nos apoyen. No vamos a hacer solos muchas cosas y por ello no entiendo que ponga en peligro el Botànic porque sólo se puede sustentar si hay una alianza progresista en Valencia y en Madrid.

-¿Prefiere a Mónica Oltra de presidenta antes que a Ximo Puig?

-Yo me prefiero a mi como presidente ya que tengo una experiencia de trabajo y conocimientos del ámbito universitario. Tras las elecciones nos tendremos que sentar con nuestros socios en y ver qué es lo mejor para todos sin dejarnos llevar por visiones sectarias. Nadie puede condicionar un pacto a que sea presidente.

-¿Qué cambiaría un Consell del que forme parte Podemos?

-Cambiaría todo. Sería un Consell que trabajaría mucho más por la gente ya que, aunque el actual ha tenido una importante visión social, lo cierto es que ha sido un Gobierno de transición que no ha tomado decisiones valientes. Nosotros creemos que la valentía es desprivatizar hospitales para que no se haga negocio con la salud de la gente, apostar por una regeneración democrática que implique el límite de mandatos, crear una empresa pública energía o una tasa de sostenibilidad turística que contrarreste los efectos negativos del turismo.

-¿Qué medida de su programa le hace estar más orgulloso?

-La transición verde y morada, que son nuestros principales ejes. El feminismo y el ecologismo son dos pilares fundamentales que nos hacen entender cuál es nuestro futuro. El mundo del mañana será uno en el que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres. Y tenemos que pensar que este planeta es el único que tenemos y que hay que conservarlo. Cambiando comportamientos que son depredadores con la naturaleza, fomentando energías limpias y apostando por un turismo sostenible.

-¿Dónde estará Rubén Martínez Dalmau en un mes? ¿A cargo de una conselleria?

-Yo espero que en la presidencia de la Generalitat. Pero de todas formas yo estaré donde el Gobierno que desborde el Botànic y que formen PSPV, Compromís y Unidas Podemos me necesite.