Detenido un yihadista que había hecho seguimientos a una sede LGTBI en Las Palmas

Imagen de archivo de un yihadista detenido. /
Imagen de archivo de un yihadista detenido.

El arrestado había hecho todo tipo comentarios despectivos en las redes contra ese colectivo además de alabar los atentados del 11-M y los de Las Ramblas y Cambrils

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Los servicios antiterroristas de la Policía Nacional han detenido en Las Palmas de Gran Canarias a un español de 35 años, acusado de ser un colaborador del Daesh. El detenido, que llevaba tiempo siendo investigado por sus conexiones con entornos yihadistas online y que había experimentado recientemente un incremento de su radicalización, había realizado recientes seguimientos a la sede de un conocido colectivo LGTBI de la ciudad canaria, aunque los agentes no tienen pruebas de que tuviera planes de cometer un atentado contra este local o alguno de sus miembros a pesar de que el «incremento de su radicalización» es lo que «precipitó su arresto», según el Ministerio del Interior.

Según los investigadores, el detenido en los últimos meses había fotografiado la sede de ese colectivo, al tiempo que en las redes sociales había mostrado «una especial aversión» contra el LGTBI, al que dirigió todo tipo de comunitarios ofensivos. El Daesh, recordó hoy Interior, ha señalado a gays, lesbiana y transexuales de forma reiterada como uno de sus objetivos.

El arrestado, que ingresó este viernes en prisión preventiva por orden del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional acusado de colaboración con organización terrorista y autoadoctrinamiento, era muy activo en internet, participando en múltiples chats de contenido yihadista radical. En esos foros alababa los atentados terroristas del 11-S en Estados Unidos, del 11-M en Madrid o el cometido en agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils (Tarragona).

Contactos con conversos

Según informó hoy el Ministerio del Interior, además el mantenía conversaciones online en las que elogiaba las conductas de otros yihadistas conversos en el extranjero y les animaba a cometer acciones terroristas en sus países. De hecho, el detenido había mantenido contacto con otros yihadistas conversos que fueron detenidos en dos operaciones en Sudamérica en el año 2018 que se llevaron a cabo gracias a las informaciones proporcionadas por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional a raíz de los seguimientos realizados al yihadista canario.

En Colombia, fue arrestado un ciudadano cubano Raúl Gutiérrez Sánchez, en marzo del pasado año en la ciudad de Pereira cuando pretendían atentar contra ciudadanos e intereses estadounidenses en el país. En Argentina la información obtenida al ahora detenido propició la captura de varios supuestos activistas islámicos que en noviembre de 2018 planearon atacar un marcha LGTBI.

El sospechoso decía haberse convertido al islam en 2004 a raíz de los atentados del 11-M, pero se jactaba de llevar una estética occidental, sin rastro de signos de radicalidad en sus vestimentas o en su rostro, para evitar ser detectado o levantar las sospechas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

En el registro practicado en su domicilio los agentes han encontrado gran cantidad de material sobre el terrorismo yihadista: vídeos con juramentos a Daesh por parte de otros yihadistas, vídeos con ejecuciones y material gráfico en donde se aprecian armas, vestimentas de combate y otros materiales de guerra.

La investigación se ha desarrollado por investigadores de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, en colaboración con Brigada Provincial de Información de Las Palmas de Gran Canarias.