Casado se aleja de Cospedal y avisa de que no admitirá «prácticas no ejemplares»

Pablo Casado, a su llegada a la reunión del PP en el Senado. / Efe

Afirma que el PP seguirá «dando pasos» en lo referente a los audios de Villarejo pero «sin afanes inquisitoriales»

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

El presidente del PP, Pablo Casado, ha defendido este martes en el Senado la actuación de la dirección nacional en el caso que afecta a la ex secretaria general y su principal valedora en las primarias del pasado julio, María Dolores de Cospedal. «En este partido no se tolera la corrupción ni prácticas que no sean ejemplares aunque no conlleven ningún tipo de delito de corrupción», ha remarcado, un día después de que la exnúmero dos de los populares dejase el comité ejecutivo nacional tras la difusión de las grabaciones del excomisario José Villarejo.

Casado ha aprovechado su intervención ante el grupo popular en la Cámara alta para marcar distancias con cualquier «práctica del pasado que nos pueda avergonzar» y advertir de que no se cruzarán de brazos y continuarán «dando pasos» en lo referente a los audios entre Cospedal y Villarejo según se vayan conociendo nuevos datos. Eso sí, «sin caer en afanes inquisitoriales».

El líder del PP ha ratificado su compromiso con la «ejemplaridad» ante prácticas corruptas o indeseables y ha exigido que se establezca un mismo «rasero» de «ejemplaridad» para todos los partidos. A su juicio, existe una «doble vara» de medir y ha acusado a los medios de «cebarse» con el PP. «Hay un desequilibrio mediático dependiendo de a qué partido afecten las supuestas irregularidades. No podemos aceptar que en España se liquide la presunción de inocencia y que se ceben con nuestra formación política», ha remachado.

Ante sus senadores, Casado ha alabado el «gesto» de Cospedal que, a su juicio, «le honra y es compatible con lo que ella ha defendido» y ha puesto el foco en los escándalos del Gobierno de Pedro Sánchez. En este sentido, ha pedido al presidente que cese a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, «quien conoció de delitos y de una trama mafiosa y sigue en su escaño azul», y de los ministros de Educación (Isabel Celaá), Ciencia (Pedro Duque) y Exteriores (Josep Borrell), «ante sus casos de irregularidades patrimoniales».

Maniobras «inaceptables»

Desde que saltase el escándalo de los audios, María Dolores de Cospedal ha insistido en que no ha hecho «nada malo» y cumplía su «obligación» cuando, por ejemplo, habló con el excomisario de investigar a su compañero de partido Javier Arenas. Fuentes de la dirección del PP consideran «inaceptables» esas maniobras aunque estén «sobredimensionadas». Insisten en que son impropias de un partido «por mucho que la situación en 2009 era compleja».

Antes de entrar en la reunión, Arenas ha evitado hacer comentarios a la polémica que le afecta directamente y se ha limitado a excusarse ante los periodistas. «Es lo mejor para el partido», ha subrayado el dirigente andaluz.

Más información

Fotos

Vídeos