Cinco niños mueren en un mes en el hospital infantil de referencia en Venezuela

Protesta por la falta de trasplantes y medicamentos en Caracas./EFE
Protesta por la falta de trasplantes y medicamentos en Caracas. / EFE

El Gobierno culpa al bloqueo de EE UU de la alarmante crisis sanitaria del país y la oposición carga contra Maduro por negligencia y abandono

DAGOBERTO ESCORCIABogotá

Cinco niños, de entre dos y once años, han fallecido durante el mes de mayo en el hospital infantil más importante de Venezuela, el José Manuel de los Ríos de Caracas. ¿La causa? No hay una sola. Las instalaciones del hospital se encuentran en unas condiciones calamitosas, no hay suministros médicos y tampoco hay dinero para enviar a los pacientes a Italia para que sean sometidos a trasplantes de médula ósea. El Gobierno culpa de esta alarmante situación al bloqueo al que está sometido por parte de Estados Unidos. La oposición carga toda la responsabilidad en la negligencia y el abandono de las verdaderas necesidades del pueblo venezolano por el Ejecutivo de Nicolás Maduro.

El J. M. de los Ríos es, sobre el papel, el centro infantil de referencia nacional. A él acuden padres con sus niños desde los distintos Estados del país porque hace unos años era el que estaba preparado para proteger y salvar a sus pacientes.

Giovanni Figuera, seis años, falleció el día 6. Su madre, embarazada, tenía que dormir en el suelo en una colchoneta. Igual que Robert Redondo (7), Yeiderbeth Requena (8), Erick Altuve (11) y Yoider Carrera (2), estaban en una lista de espera para someterse a un trasplante de médula ósea. Los cuatro han muerto entre el 23 y el 27 de mayo, y se teme que la cifra pueda aumentar ya que en la lista de espera hay una treintena más de menores.

«Estos niños han muerto con patologías de las que podrían salvarse en cualquier país desarrollado, o países del segundo o tercer mundo», declaró al programa 'En serio' Katherine Martínez, directora de la ONG Prepara Familia. La abogada, que el pasado mes de marzo recibió un premio por ayudar a los niños y las madres de Venezuela que acuden al J.M. de los Ríos, denunció que el hospital tiene tan solo dos unidades de trasplante de médula, mientras que Italia posee 101 unidades.

El Gobierno de Maduro paralizó hace dos años un programa que permitía el envío de los niños enfermos a Italia, igual que fue suspendido el programa de trasplante de hígado y riñón. «Hoy hay niños amarrados a una máquina, en el hospital no hay suplementos nutricionales, ni antibióticos de amplio espectro y el aire acondicionado no funciona porque robaron en diciembre el compresor», señaló Martínez.