Las fallas piden a Fuset y al PSPV que no las usen para «hacer campaña electoral»

El presidente de la Interagrupación, Jesús Hernández, muestra fotos de antes y después de la limpieza de verbenas del centro./I. Marsilla
El presidente de la Interagrupación, Jesús Hernández, muestra fotos de antes y después de la limpieza de verbenas del centro. / I. Marsilla

Los colectivos afirman que son autocríticos en cada reunión del casal. «Pero no asumimos responsabilidad de limpieza que no es nuestra», advierten

LOLA SORIANO

El casal de la falla Linterna fue ayer el escenario elegido para hacer patente la unión por primera vez de los cinco colectivos falleros más importantes de la fiesta para decir ¡basta ya! a los ataques políticos, que en su opinión, han recibido durante estos festejos.

En la comparecencia estuvieron representantes de la Interagrupación, las federaciones de Especial, Primera A, Ingenio y Gracia y Delegados de Sector y recordaron que no quieren que se politice la fiesta, al igual que tampoco quieren que les digan cuándo convocar un congreso fallero. «Los falleros ahora mismo no estamos en campaña electoral, estamos en el inicio de un nuevo ejercicio y acabando uno y tanto el PSPV como el concejal Fuset nos insisten en el congreso fallero», dijo Jesús Hernández, presidente de la Interagrupación.

Acto seguido, comentó que «el congreso fallero será cuando falleros queramos, como se ha hecho toda la vida» y añadió que «lo que no se quiere es que se esté utilizando política o electoralmente por parte de diferentes partidos al colectivo de las fallas porque nosotros no estamos haciendo política, hacemos fallas. Y el congreso lo haremos cuando lo quieran los falleros, no los políticos».

En cuanto a la opción de funcionar como en las hogueras de Alicante, que no dependen directamente del Ayuntamiento, los colectivos falleros aseguraron que ellos en principio no apuestan por este modelo «pero cuando se abra este debate el mundo fallero dirá», recordó el presidente de la Interagrupación.

Sobre las críticas que hizo Fuset a la federación de Especial por la elección de un jurado todo de hombres o el cuestionamiento de las verbenas en Fallas, el presidente de Primera A, Francisco Romero, dijo que «lo mejor es dialogar. Los trapos los debemos trabajar internamente porque sacaremos mejores resultados del trabajo a nivel interno y no aireándolo hacia fuera. Nos llega la sensación de ataques directos a las fallas». «Los falleros nos hemos unido para defender la fiesta porque nuestro trabajo es voluntario y por devoción a las Fallas», señaló Patricia Guillem, de la federación de Primera A.

Sin respaldo de Fuset

Los colectivos aseguraron que estos días no se han sentido respaldados por el edil. «Viendo las declaraciones que está haciendo cae por su propio peso la posición que está tomando», añadió Guillem. Y, según el presidente de la Interagrupación, «el único mensaje positivo que hemos escuchado es el de la Federación de Hosteleros reconociendo que las Fallas generan un gran beneficio. Después de muchos años de enfrentamiento en este último año y medio están entendiendo cuál es la labor de las fallas y agradecemos su comunicado positivo».

Hernández hizo referencia a los problemas de limpieza y recalcó que «no podemos asumir responsabilidades que no son nuestras». Hizo referencia a que durante las negociaciones del bando pidieron más limpieza, seguridad y urinarios «y 30 personas de refuerzo municipal en limpieza no es suficiente. Las comisiones han puesto el triple de urinarios que el Ayuntamiento, no se nos puede acusar de no cumplir con los servicios». Dijo que «no se nos puede acusar de todo lo que sucede en la ciudad en la semana de Fallas». Y añadió que «estamos dispuestos a hablar con quien sea, con quien desee estar con nosotros, pero también hay que hacer más caso a lo que pide el mundo fallero. Advertimos de unas necesidades, hicimos propuesta de reforzar la limpieza, seguridad y urinarios y se hizo caso omiso».

Sobre la posibilidad de que se tomen medidas como prohibir ciertas verbenas, el presidente de Especial, Santiago Ballester, explicó que no iban a hablar de aspectos que no se saben. «Lo que hay que hacer es sentarse a hablar. Si se han producido problemas, y no por culpa de las comisiones, hay que ver si reforzar las medidas de las verbenas donde va más gente y se tomarán como siempre se ha hecho a través del bando».

Los colectivos lamentaron que les cuestionen de no hacer autocrítica, «cuando lo hacemos cada semana en las reuniones de los casales y cada mes en la asamblea de presidentes», dijo Hernández. Y remarcó que «una cosa es que no aceptemos que nos digan cómo pensar, pero eso no significa que no aceptemos las normas del juego. Las fallas sí limpiamos».

Los falleros no se han sentido apoyados por el edil y «el único mensaje positivo ha sido de los hosteleros»

Fuset: «No se puede criminalizar la fiesta ni caer en el victimismo y negar la autocrítica»

También recordaron que ellos son los primeros que quieren que se acabe con «el botellón, los lateros y los que venden chorizos con bombonas de gas».

En la comparecencia también se preguntó que pedirían al nuevo concejal o concejala de Fiestas que entre tras las elecciones y la respuesta fue clara: «Que hable con nosotros, que escuche nuestras peticiones y sabemos que algunas se podrán cumplir y otras no».

Revisión del sistema del jurado de Especial

Preguntado el presidente de Especial, Santiago Ballester, sobre el jurado de hombres, este aclaró que «la elección fue limpia y transparente y aquellas mujeres que quisieron se presentaron» y añadió que de cara al año que viene «a todos los temas se le pueden dar la vuelta, queda un año, pero imponer y querer que sea rápido no es bueno».

Por su parte, el edil de Cultura Festiva, Pere Fuset, en declaraciones al programa 'Veus de Festa' de Juanfran Barberá admitió que «hay determinados puntos que posiblemente hay que revisar con lupa».

Sobre el comunicado emitido por cinco colectivos falleros, Fuset explicó en este mismo medio: «No comparto los discursos alarmistas, no se puede criminalizar a las fiestas de las fallas cuando la tónica general ha sido positiva», pero al mismo tiempo añadió que «tampoco se puede caer en el victimismo, negar la mayor o negar la autocrítica en determinados puntos». En este mismo sentido, añadió que «no se puede girar la cabeza a determinadas realidades» e indicó que «hay herramientas muy válidas, como la mesa de diálogo, que es muy válida y hay que buscar soluciones».

Insistió en que las fallas «no son un problema en la ciudad, no hay que negar que son un motor económico, cultural y social, pero también puede generar algunas molestias y hay que hacer frente».

Sobre las verbenas y la suciedad generada, dijo que «cuando se dejan ciertos puntos de la ciudad para sacar beneficio también tienen que responsabilizarse de la limpieza, urinarios y seguridad». Y apuntó que «las previsiones pueden fallar a una comisión y también al Ayuntamiento, pero lo que hay que hacer es revisar estas cosas».

Acto seguido matizó el comentario y dijo que «eso no quiere decir que se prohiban verbenas, pero una fiesta que es Patrimonio Inmaterial no puede hacer peligrar a otro Patrimonio de la Humanidad», en referencia a la Lonja. Y opinó que «el beneficio económico no puede estar por encima del patrimonio. Hay que ver cómo calibrarlo».