La producción industrial alemana cae otro 4,2%

Angela Merkel, canciller alemana, visita la planta de BMW en Leipzig. /AFP
Angela Merkel, canciller alemana, visita la planta de BMW en Leipzig. / AFP

La producción de las fábricas del país cede por segundo mes consecutivo, sobre todo en el sector de la maquinaria

JUAN CARLOS BARRENABerlín (Alemania)

La coyuntura alemana se desinfla y amenaza con arrastrar a las economías de otros países de la Unión Europea, según nuevos datos de la Oficina Federal de Estadística (Destatis). El instituto público con sede en Wiesbaden informó este viernes de que la producción industrial sufrió el pasado mes de julio en Alemania un retroceso interanual del 4,2% y una bajada del 0,6% frente al anterior mes de junio. Destatis subrayó que se trata del segundo mes consecutivo con cifras negativas. En junio, la producción industrial alemana ya había perdido fuelle y cedido un 4,7% frente al mismo mes de 2018, mientras el retroceso frente al mes de mayo de 2019 había sido del 1,1%.

Un día antes Destatis ya había advertido de que la cartera de pedidos de la industria germana se había debilitado en julio mas de lo esperado. Frente al mes anterior los nuevos encargos de producción bajaron interanualmente un 2,7%. Los economistas consultados por Dow Jones habían pronosticado un retroceso menor de solo el 1,5%. Mas fuerte aun, del 5,6%, fue la caida frente al mes anterior. «Ante los latentes conflictos comerciales internacionales y las reservadas espectativas de negocio del sector manufacturero para los próximos meses no se perfila una mejoría cllara de la coyuntura industrial», señaló en un comunicado el ministerio federal de Economía a la hora de comentar esas cifras.

Especialmente afectado por la flojera coyuntural se muestra el importante sector de la maquinaria, que lleva ya en Alemania ocho meses seguidos de retroceso en los pedidos y sin esperanza de mejoría. La Asociación Alemana de Maquinaria e Instalaciones (VDMA) señaló que en julio tuvieron una caida interanual del 3%. Sin embargo y aunque parezca menor que en meses anteriores, en la comparativa trimestral de mayo a julio con 2018 el retroceso fue del 8%, destacó el economista jefe de la asociación, Ralph Wiechers. «Las tendencias siguen apuntando hacia abajo y las espectativas de negocio y exportación para el segundo semestre de este año son negativas a la vista de los riesgos coyunturales y políticos», comentó Wiechers. Una tendencia que afecta crecientemente al aprovechamiento de las capacidades de producción en el sector. En enero de 2019 eran del 89,2% y entre tanto han bajado al 86,6%.