El Consell promete generosidad a Ford pero recuerda que le dio 42 millones en tres años

El Consell promete generosidad a Ford pero recuerda que le dio 42 millones en tres años

Generalitat, empresas y sindicatos piden calma y reivindican la competitividad de la factoría para alejar los temores al cierre

INÉS HERRERO VALENCIA.

Generosidad sí, pero con límites. Eso es lo que prometió ayer a Ford el conseller de Hacienda, Vicent Soler, preguntado por si prevé elevar las ayudas públicas después de que la multinacional anunciase recortes de plantilla y de producción, e incluso cierre de plantas, en su división europea. En la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, garantizó que la Generalitat tendrá una «actitud generosa» con la empresa porque «los intereses colectivos de los valencianos están en que Ford esté en Almussafes», aunque advirtió de que no tiene «una maquinita de hacer dinero».

En este sentido, el titular de Hacienda no prevé «grandes diferencias» en lo aportado a Ford porque la Generalitat «tiene lo que tiene», aunque sin cerrar la puerta a «aumentar en lo posible» la dotación presupuestaria del año anterior, sobre todo en lo referente al personal.

Fue la vicepresidenta y portavoz, Mónica Oltra, quien se encargó de recordar que la Generalitat ha invertido 41,6 millones de euros en Ford en los últimos tres años, a través de distintos conceptos. En concreto, recibe nueve millones de euros anuales por convenio y de dos a 5,6 millones más cada ejercicio por inversiones en Almussafes, a los que sumaron en 2018 tres millones para el Kuga y un millón para vehículos eléctricos. En total, doce millones en 2016, 14,6 en 2017 y 15 este año.

Al margen de ese aviso de que las arcas públicas están para pocas alegrías, desde el Gobierno valenciano remarcaron la «comunicación permanente» que mantienen con la compañía y se sumaron a la llamada a la calma realizada por patronal, sindicatos y las empresas del clúster de automoción de la Comunitat, AVIA, capitaneado por Ford.

«No hay ninguna novedad que haga pensar que vaya a haber alguna acción que ponga en peligro la factoría de Almussafes», aseguró el presidente Ximo Puig en Bruselas. Y en esa misma línea se pronunció Oltra, prácticamente con las mismas palabras, además de subrayar que el Consell y la sociedad valenciana «han hecho un esfuerzo importante y están trabajando para que la factoría tenga un hueco en Europa en arreglo a lo que significa esta factoría para Ford en Europa».

Ambos gobernantes reivindicaron a la instalación valenciana como «probablemente la más competitiva de toda Europa», en un intento de alejar los temores al cierre o a un escenario de severos ajustes en el que Almussafes salga esta vez peor parada que otras fábricas europeas.

También Carlos Faubel, presidente del comité de empresa de Ford, lanzaba ayer un mensaje de tranquilidad a los 7.800 trabajadores de la planta. Al día siguiente de la reunión que disparó todas las alarmas, el dirigente de UGT aseguraba que «no hay ningún motivo para pensar que Valencia está en tela de juicio».

A falta de conocer el alcance de los ajustes tras un análisis que prevé que se alargue más allá de la cumbre de noviembre, Faubel augura dificultades para la instalación en esta nueva «encrucijada» en la que, por primera vez, Ford quiere «repensar todo» el negocio europeo. No obstante, no aprecia un «peligro inminente» para Almussafes, que tiene «inversiones atadas», como los 750 millones para el nuevo Kuga, y un flamente acuerdo de competividad.

Desde la industria auxiliar representada en AVIA, a su vez, también pidieron tranquilidad, aunque reconocen que «cualquier decisión que adopte la empresa afectará a los proveedores», en mayor o menor medida según su dependencia de Ford, que rehusó realizar declaraciones.

El clúster de automoción, que da empleo a 29.800 personas de forma directa, afirmó en un comunicado que el trabajo realizado para ser «más flexibles, eficientes y competitivas» hace que las empresas estén «mejor preparadas para cualquier eventualidad que el mercado pueda traer».

Más

 

Fotos

Vídeos