Un calendario sin margen para el descanso

Vinicius puede ser uno de los futbolistas más castigados por el calendario para la 2019-20./Susana Vera (Reuters)
Vinicius puede ser uno de los futbolistas más castigados por el calendario para la 2019-20. / Susana Vera (Reuters)

La Eurocopa multisede, una nueva Copa América y los Juegos Olímpicos de Tokio dejarán a algunos futbolistas sin apenas vacaciones

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

Con la conclusión de la temporada 2018-19 en el fútbol español tras los últimos ascensos y el triunfo de la selección española sub-21 en el Europeo de la categoría, y a la espera del final de la Copa América y del Mundial femenino, todas las miradas se centran ya en la próxima campaña. El fútbol no da tregua y a más de un futbolista ya le entran los sudores fríos pensando en lo que se avecina. Al exigente calendario de clubes, que al menos en España se suaviza con el formato de la Copa del Rey a partido único hasta semifinales pero al que se le añade el viaje y la disputa de la nueva versión de la Supercopa de España, que se disputará en una final a cuatro entre el 8 y el 12 de enero, se suma en la 2019-20 la celebración de una Eurocopa multisede que multiplicará los viajes para cada una de las selecciones clasificadas, una nueva edición de la Copa América, que pasará a celebrarse en años pares, y los Juegos Olímpicos de Tokio, siempre ilusionantes para las más jóvenes generaciones de cada país así como para algún ilustre veterano que opte por asumir el reto olímpico.

Con semejante panorama y con las duras sesiones de pretemporada en el más inmediato horizonte, para algún futbolista se presenta un año por delante sin apenas margen para el descanso vacacional si es que finalmente dobla el próximo verano con la selección absoluta y la olímpica. Un caso paradigmático podría ser el del madridista Vinicius, que ya llamó con fuerza a la puerta de Tite, el seleccionador de Brasil, pero que finalmente se quedó fuera de la lista definitiva de la Verdeamarelha para la Copa América.

La siguiente Copa América tendrá lugar en Argentina y Colombia desde el 12 de junio de 2020.

A tenor de la meteórica progresión del carioca en su primera campaña en el Real Madrid y las cualidades físicas y técnicas que atesora, lo lógico es que sea uno de los habituales de Zinedine Zidane en la próxima campaña y que eso acabe por convencer definitivamente a Tite de que debe ser uno de los elegidos para la siguiente Copa América, que tendrá lugar en Argentina y Colombia desde el 12 de junio de 2020. Teniendo en cuenta que la temporada 2019-20 en Primera acabará el 24 de mayo y la concentración previa de Brasil, la hipotética inclusión de Vinicius en la lista para la Copa América supondría que el jugador prácticamente uniría entrenamientos con el Madrid y con su selección sin margen de continuidad, más aún si el conjunto blanco alcanzase la final de la Champions de Estambul, que se disputará el sábado 30 de mayo.

El torneo olímpico se disputará del 22 de julio al 8 de agosto en seis ciudades japonesas, por lo que directamente enlazaría con el previsible inicio de la Liga 2020-21.

Pero esto no es todo, Vinicius viene siendo a lo largo de los últimos años una de las referencias de las categorías inferiores brasileñas, donde arrasó en la sub-15 y la sub-17 con algunas de las actuaciones que llamaron la atención de la planta noble de Concha Espina. Con la sub-20 también ha debutado y aunque se perdió el último Sudamericano de la categoría, disputado entre enero y febrero en Chile, los Juegos Olímpicos de Tokio serían el mejor epílogo posible para el jugador en su brillante trayectoria en las categorías de formación del fútbol brasileño si es que finalmente su selección logra clasificarse. El torneo olímpico se disputará del 22 de julio al 8 de agosto en seis ciudades japonesas, por lo que directamente enlazaría con el previsible inicio de la Liga 2020-21, con lo que si estos supuestos se diesen, al jugador le quedaría poco más de una semana de descanso entre la Copa América y los Juegos.

Vinicius es sólo un ejemplo, pero hay más futbolistas en esta situación, como es el caso de los jugadores sub-23 europeos y sudamericanos que ya están en la dinámica de sus respectivas selecciones absolutas. Esta podría ser la situación de Marco Asensio o Rodrigo Hernández, pero sus renuncias al Europeo sub-21 recientemente disputado sacan a ambos de las quinielas para los Juegos. Sí podrían acudir tanto a la Eurocopa como a los Juegos Oyarzabal, Fabián o Ceballos, los dos últimos además en clubes que disputarán competiciones europeas esta temporada, al menos por el momento.

Rizando el rizo, podría darse la carambola de que incluso un jugador de un club de Segunda, una competición cuyo 'playoff' finalizará el 21 de junio de 2020, disputase Eurocopa o Copa América y Juegos, lo que solaparía competiciones, algo que ya le pasó esta temporada a Dani Martín, portero del Sporting de Gijón y de la selección española sub-21 que se perdió la última jornada de la liga regular con su club y que podría haberse perdido el playoff en caso de clasificación con su incorporación a la concentración previa al Europeo.