De 'Tranvía a la Malvarrosa' a 'La casa de papel'

Los creadores se reúnen en LAS PROVINCIAS para hablar de proyectos comunes./Juanjo Monzó
Los creadores se reúnen en LAS PROVINCIAS para hablar de proyectos comunes. / Juanjo Monzó

Sergio Villanueva y Enrique Arce son amigos desde hace 25 años. Se buscaron la vida en Madrid, han hecho el casting para Woody Allen y escriben el guion de 'La grandeza de las cosas sin nombre'

Carmen Velasco
CARMEN VELASCOValencia

Año 1993. Enrique Arce acude a una función de 'La Tempestad', bajo la dirección de Christopher Sanderson, en el Palau de la Música de Valencia, sede entonces de Teatre Jove de la Fundación Shakespeare. Sergio Villanueva interpretaba a Ferdinand. Este fue el momento concreto en el que las vidas de ambos actores valencianos se juntaron. No se han distanciado pese a que han seguido caminos profesionales diferentes. «Voy a decir la verdad: habíamos coincidido antes. Formamos parte de una parte de la burguesía valenciana que frecuentaba la zona de Cánovas», matiza Arce. «Nos habíamos visto en el Ensanche», detalla Villanueva. El teatro hizo el resto: trabó una amistad que dura más de 25 años.

LAS PROVINCIAS reúne a los intérpretes para hablar de proyectos comunes, gestión cultural, cine... La conversación aborda también la política. Villanueva trabajó con Toni Cantó en la autoría teatral de 'Bajo el mismo cielo'. ¿Emularía al hoy diputado de Cs? «No», asegura. «Y se lo han propuesto», lanza el intérprete de 'La casa de papel'. «Soy poco de pertenecer a grupos, algo que puede que me haya perjudicado porque en este oficio funcionan las familias. No me puedo tragar un sapo. Siempre he sido muy libre y en la política no puedes decir lo que sientes muy a menudo», explica Villanueva. «Sergio tiene una vis muy política», describe Arce.

Ambos han votado en las últimas elecciones. «Los políticos han de dejar vivir a la cultura y ponerla como razón de Estado a nivel de la sanidad o la economía. La revolución no puede ser sólo con pan o medicamento, sino también con libros. Se ha de generar un apetito cultural en la sociedad», sostiene Villanueva, director de 'Los comensales' con Juan Diego Botto y Sergio Peris-Mencheta.

«Cada vez que viene un gobierno de un lado u otro no puede romper con lo bueno del anterior. El Teatro Español y el Centro Dramático Nacional son marcas muy concretas y nadie toca su denominación. En Valencia cada gobierno cambia el logotipo, los nombres de salas y de centros. Que si el Teatre del Poble Valencià, que ahora ya no se llama así; que si el Centre Coreogràfic, pero tampoco... por favor, que paren. Lo importante es que haya salas para nuevas dramaturgias en valenciano y en castellano, un lugar para el Siglo del Oro, un espacio para compañías de fuera, otro para las compañías valencianas... Los gestores pueden hacer y deshacer que no importa ni nadie dice nada porque no hay hambre cultural como en Madrid o Barcelona». Tercia Arce: «A la política no le interesa que la ignorancia desaparezca porque es el mayor elemento de control. El teatro comprometido previo a la restauración de la democracia en España se ha perdido por un teatro comercial y de fácil consumo, que está bien, pero el otro también necesita espacio».

Coincidieron en Teatre Jove de la Fundación Shakespeare en Valencia. Luego vivieron juntos en Madrid. Después cada uno tomó diferentes caminos.
Coincidieron en Teatre Jove de la Fundación Shakespeare en Valencia. Luego vivieron juntos en Madrid. Después cada uno tomó diferentes caminos.

«Que exista una Conselleria de Cultura no significa que importe la materia, ni que cuatro compañías hagan lo que quieran para evitar que protesten implica que haya un sector teatral. No estamos mejor que hace 40 años», sentencia Arce. «Ni de hace cuatro. La Administración tiene que facilitar, no imponer. No podemos hacer que la cultura sea el espacio de unos según quien gobierne», enfatiza Villanueva. «En Valencia nos rasgábamos las vestiduras con la derecha, pero la gestión cultural ha ido a peor con la izquierda. Si te mata un enemigo, te lo esperas; si lo hace tu primo, te jode. Esperaba más de los actuales gobernantes. Ahora la miseria ha cambiado de manos, pero la cultura sigue siendo un cortijo. No bastan las proclamas de los políticos para coger votos del sector y luego traicionarlo», dice Arce. Villanueva, que aprecia buena voluntad en la última legislatura, no comparte esta visión: «La cultura con quien ha estado siempre bien es con el PSOE. Hace más de 30 años que ha estado en otras manos y así nos ha ido en Valencia. Ojalá en las negociaciones para formar gobierno retenga esa cartera».

Arce y Villanueva echan la vista atrás. ¿Hubo penurias en Madrid, ciudad en la que ambos trataron de labrarse un futuro? «Las penurias profesionales no fueron levantar cabeza porque a mí me fue muy bien desde el principio, sino trabajar durante la crisis. Ingresé menos de 2011 a 2014 que en los primeros años de mi carrera donde enganché varias series a nivel nacional. La que hoy es la directora de casting de 'Juego de Tronos' me propuso en 2014 irme a Londres, donde me buscó un agente. No me lo pensé. Allí hice la serie de templarios 'Knightfall', que me dio la vida», rememora. Las malas rachas de Villanueva van y vienen. «Me he tenido que reinventar muchas veces. Cuando no me llamaban en el teatro presenté programas en Canal 9 y durante la crisis me refugié en la docencia», apunta el autor de 'El secreto de los nocturnos'.

«No tengo la capacidad de creación de Sergio. Ni en 100 años podría hacer su última novela. Yo siento una pulsión a la hora de escribir y lo hago siempre de lo que conozco. Él es un creador y yo no tanto», asume Arce, quien recuerda: «La primera novela de Villanueva la escribió en mi casa de Madrid en los 90. Ambos trabajan ahora en el guion de 'La grandeza de las cosas sin nombre', escrita por Arce. Quieren que sea una producción española, pese a que un productor portugués ha mostrado interés en la adaptación.

Además del último libro, Villanueva engloba entre sus éxitos laborales la dirección de la película 'Los comensales', el papel de Chicho Ibáñez Serrador en 'El Ministerio del Tiempo' y su participación en la obra 'Por delante y por detrás'. Los triunfos de Arce están a otro nivel: 'Terminator 6' y 'La casa de papel'. «La primera, que se estrenará en noviembre en Los Ángeles, tiene un público estimado de 600 millones de espectadores y la serie está por 350 millones», detalla Arce, quien apunta que 'La grandeza de la cosas sin nombre' es el trabajo del que se siente más orgulloso como creador.

Pese a la carrera internacional de Arce, le gusta rodar en Valencia. Tiene varios proyectos en la capital del Turia: uno con dirección de David Marqués (guionista de 'Campeones') y otro con Manu Pons, que se rodará en La Coma. «Me gusta Valencia porque es una cura de vanidades. Es por donde más tranquilo puedo ir porque la gente me tiene muy visto», detalla Arce.

Villanueva define su ciudad natal como «la novia que siempre va a estar ahí y me entiende, mientras que Madrid es la amante improvisadora con la que no sé qué va a pasar». Interviene Arce: «Valencia es más necesaria para Sergio que para mí y lo hemos sabido desde jóvenes.. Él tuvo un inicio de carrera fulgurante con Penélope Cruz, Jordi Mollá, Candela Peña... Él se movía por unos ambientes que los demás admirábamos».

Villanueva da por válida la explicación de su amigo. «Me eligieron para la película 'Tranvía a la Malvarrosa' en Madrid y me cogieron porque venía del reparto de 'La Celestina'. Cuando estuve mucho tiempo sin trabajo en la capital, me vine», comenta. Toma Arce la palabra: «Sergio es muy mediterráneo, muy de su familia, de su gente, de la playa, del arroz... Yo siempre he ido buscando mi lugar en el mundo. Habría sido un desgraciado si no me hubiera marchado. Soy un nómada. Mi hambre de éxito es superior a la de mis coetáneos y seguramente esto no sea nada bueno. Dejé la carrera de Derecho en cuarto y nunca pensé que en la interpretación me iba a ir mal, supongo que porque tengo fe en mí mismo y la seguridad de que mi familia está ahí para ayudarme». «Para mí la vida va por delante de lo profesional», confiesa Villanueva.

Los dos han participado en el casting para la película de Woody Allen. «Quique tiene posibilidades», desliza Villanueva. «Si es en julio no podré hacerlo porque estaré rodando 'La casa de papel'. Me daría dolor de corazón decirle no a Allen pero tengo un contrato de exclusividad con Netflix», avanza. Es consciente de que el éxito de la serie de Álex Pina le ha servido para ponerle «una alfombra roja».

Ambos miran la pequeña pantalla con diferentes ojos. «Me repugna la calidad de algunos productos audiovisuales de À Punt porque no llegan a los estándares que se merecen los ciudadanos. Contratan a los de siempre por una cuestión de servidumbres», apunta Arce. «Es una alegría que vuelva la televisión pública pero tiene menos audiencia que en la anterior etapa. À punt ha de existir, trabaje quien trabaje, aunque a mí no me llamen... que a este paso va a ser así».

«Sólo la propia profesión conoce la trayectoria de los actores pero el oficio no va de eso, sino de llegar al público. Si haces algo malo, no pasa nada; si haces algo bueno, no pasa nada; y si haces algo excepcional, no pasa nada. Esto se queda en el alma de uno. No hay respuesta de la sociedad. No se puede triunfar en Valencia», lamenta Villanueva. «En Estados Unidos o Reino Unido, lo peor que te pueden llamar es un perdedor. En Valencia lo peor que puedes ser es un ganador. Es una manera supresiva de estar. No nos apoyamos. Probablemente no es el mejor lugar para tener éxito», concluye Arce.

CUESTIONARIO
1
Valencia

¿Es una buena plaza para triunfar en el terreno cultural?

Sergio Villanueva: «No. No hay respuesta de la sociedad. Si haces algo bueno, no pasa nada»

Enrique Arce: «No. No nos apoyamos. Lo peor que puedes ser aquí es un ganador»

2.
Política

¿Se ha notado el cambio de giro?

Sergio Villanueva: «No podemos hacer que la cultura sea el espacio de unos según quien gobierne»

Enrique Arce: «La cultura ha ido a peor con la izquierda. La miseria ha cambiado de manos»

3.
À Punt

¿Le gusta la televisión autonómica?

Sergio Villanueva: «Me repugna la calidad de algunos productos. Contratan a los de siempre»

Enrique Arce: «La televisión autonómica ha de existir trabaje quien trabaje en ella»

CARRERAS CRUZADAS

ESCRITORES
.
Enrique Arce:
Autor de 'La grandeza de las cosas sin nombre' (La esfera de los libros), título que llevará a la gran pantalla.
Sergio Villanueva:
Autor de textos teatrales y cuatro novelas. La última es 'El secreto de los nocturnos' (Ediciones B).
SERIES
.
Enrique Arce:
'La casa de papel' le ha dado el éxito internacional. Antes participó en 'Física o química', 'Compañeros', 'Periodistas'...
Sergio Villanueva:
Ha tenido papeles en 'El ministerio del tiempo', 'Hospital central', 'Cuéntame'...
AUDIOVISUAL EN COMÚN
Ambos coincidieron en las series 'Singles' o 'Tarancón, el quinto mandamiento' y han participado en las pruebas para la película que rodará Woody Allen en el País Vasco durante el verano.