Astérix y Obélix descubren a la hija de Vercingétorix

Portada de la nueva entrega de Astérix y Obélix. /Salvat
Portada de la nueva entrega de Astérix y Obélix. / Salvat

La nueva entrega de los héroes galos tendrá como protagonista a la hija del renombrado rebelde galo

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

Al fin se han atrevido. Después de 37 aventuras de Astérix y Obélix, los 'irreductibles galos' de la ficción van a tratar de manera directa con el más irreductible de los suyos: Vercingétorix. O al menos lo harán con la hija del jefe de las tribus que se rindió ante Julio César en Alesia en octubre del año 52 a. C. porque, según han anunciado el día el aniversario de los 60 años del cómic y los 30 años de inauguración de su parque temático, la próxima entrega del cómic se titulará 'La hija de Vercingétorix'.

Los autores que se encargan ahora de los héroes de Armórica, Jean-Yves Ferri en el guion y Didier Conrad en la ilustración, han adelantado que la ficticia descendiente del jefe llegará al poblado dos años después de que con su victoria bélica Roma se anexionara la Galia como provincia. Todo lo demás llegará gracias a la imaginación de los autores franceses porque pocas evidencias históricas personales hay sobre Vercingétorix. «Para preparar el álbum hemos preguntado mucho por ella: por su aspecto, su nombre, su carácter... Como ya sabéis, Vercingétorix era muy discreto sobre su vida privada y las fuentes históricas son escasas. Pero, ya lo veréis, ¡finalmente hemos conseguido un montón de exclusivas!», han avanzado en un comunicado sobre un tebeo que Salvat sacará en España a la venta el 24 de octubre de 2019.

Buena parte del éxito de Astérix y Obélix en el mundo procede de la capacidad que tenía René Goscinny para unir sus historias a la actualidad, pero también por su retranca para atacar a la propia idiosincrasia francesa. Así, junto al dibujo de Albert Uderzo, puso el dedo en la llaga sobre la derrota ante Roma con algunos guiños en diferentes obras. Por ejemplo, durante una visita a la zona, a los curiosos aventureros se les ocurre preguntar por la localización de Alesia. La reacción del lugareño es enfurecerse y desviar la respuesta sin contestar. En una nota al pie de esas viñetas, los autores recordaban el sentido del orgullo francés en referencia a la situación y achacaban con ironía que ese era el motivo por el que los arqueólogos e historiadores han tardado en encontrar la localización de la derrota militar que acabó con la independencia de la Galia.

Una viñeta de Astérix en referencia a la rendición de Vercingétorix.
Una viñeta de Astérix en referencia a la rendición de Vercingétorix.

La mujer

René Goscinny falleció en 1977 y Albert Uderzo se retiró del dibujo, pero las historias han continuado en las viñetas gracias a su autorización. Jean-Yves Ferri y Didier Conrad quieren mantener el espíritu y, como es habitual en los tebeos de los Astérix y Obélix, la actualidad también marcará buena parte de su desarrollo. En este caso, la adolescente hija del un gran jefe servirá para introducir una llamada de atención sobre el rol de la mujer. Y además, con una chica en una época difícil. «Por lo que sabemos, es una adolescente rebelde. Algo normal, pues ¡no es fácil ser «hija de», y menos de Vercingétorix!», bromearon los autores en su anuncio.