La superficie quemada se duplica mientras el Consell incumple las medidas de prevención

La superficie quemada se duplica mientras el Consell incumple las medidas de prevención

El fuego arrasa en un año cerca de 3.800 hectáreas sin que se hayan aprobado los planes contra incendios

JUAN SANCHIS VALENCIA.

El año 2018 no fue bueno para el monte de la Comunitat. Empezó mal, con tres graves incendios en los primeros meses del año, y terminó con un incremento del 96% (casi el doble) de superficie quemada.

Según los datos del boletín Espurna, editado por la Conselleria de Medio Ambiente, la superficie quemada por incendios forestales fue de 3.720 hectáreas. El año anterior se habían quemado apenas 2.000.

El incremento se ha producido en un año en el que, según los expertos y profesionales, no se han producido avances significativos en el campo de la prevención. Los datos hablan por sí solos. El Consell no ha concluido todavía la redacción de los planes de ordenación de recursos forestales de la Comunitat. En los últimos cuatro años únicamente se han impulsado dos de los doce previstos.

La primera causa de incendios durante 2018 fue la caída de rayos

Estos documentos se configuran como un elemento clave para configurar las actuaciones en los montes de las doce demarcaciones forestales en los que se ha dividido la Comunitat.

Por otro lado, sólo 61 municipios de los 542 (el 11%) que tienen obligación de redactar un plan de prevención contra incendios forestales lo ha hecho. Este documento determina las estrategias de lucha contra el fuego; establece las infraestructuras necesarias para hacer frente a estos siniestros y estudia los lugares de especial riesgo, entre otros aspectos.

El incendio de Llutxent, el más importante que se registró el año pasado afectó a siete municipios (Gandia, Llutxent, Pinet, Ador, Barx, Quatretonda y Rótova). Sólo uno de ellos, el de Gandia, había redactado el plan de prevención.

Es más, de los 22 parques naturales que hay en la Comunitat, 17 no tienen vigentes sus planes de prevención de incendios. Pese a las promesas de la consellera de Medio Ambiente, Elena Cebrián, durante la legislatura no se ha llegado a aprobar ninguno nuevo. La Conselleria sí que ha impulsado su redacción de los que ya existen borradores, pero no parece probable que se concluyan antes de las elecciones.

Causas

El incendio más importante del año se registró en Llutxent con casi tres mil hectáreas quemadas en siete términos municipales. La causa del siniestro fue un rayo que impactó contra un árbol.

Según los datos del boletín Espurna, los incendios causados por un rayo han sido la principal causa de estos siniestros ene 2018 tanto en número como en superficie afectada. 138 incendios (el 37% del total) quemaron el 80% de las hectáreas.

Los incendios provocados ocupan el segundo puesto. 118 de los siniestros ocurridos en la Comunitat en 2018 fueron intencionados. Es decir, uno de cada tres se debió a la mano del hombre y en total ardieron 617 hectáreas (el 17% del total).

La mayor parte de los incendios originados por esta causa se produjeron durante el mes de agosto (31). Pero los más graves se registraron en el primer trimestre del año cuando sendos pirómanos prendieron fuego a la Marjal del Moro y al parque natural de Torreblanca.

Las negligencias fueron la tercera causa de incendios en 2018 en la Comunitat. Hubo 96 siniestros provocados por descuidos que quemaron el 26% de la superficie afectada con unas 100 hectáreas arrasadas.

El año pasado comenzó con una fuerte sequía, según se señala en el boletín, que hizo que hubiera mucho material combustible. Además, se produjeron fuertes vientos. La consecuencia fue la proliferación de los incendios.

Uno de los más importantes se produjo en la Marjal del Moro en Sagunto que quemó cerca de 200 hectáreas. En el mes de febrero ardió el Prat de Cabanes, aunque el siniestro más grave en este paraje se produjo en marzo cuando resultaron arrasadas 206 hectáreas.

Como se ha indicado más arriba, el incendio más importante de 2018 ocurrió en Llutxent en agosto, en el que se llegaron a quemar algunas viviendas.

Más