Las intensas precipitaciones inundan garajes en la playa de San Juan

JORGE MATAIX-SOLERA