Los vecinos piden al Consell que aumente la inversión y prolongue la T2 hasta Nazaret

La asociación solicita que las obras no se ejecuten por fases sino el tramo completo desde la calle Alicante hasta el barrio

ISABEL DOMINGO

A mediados de esta semana el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ponía fecha a la reanudación de las obras de la futura línea 10 (antigua T2) de metro y tranvía. Será en enero de 2019 cuando las máquinas regresen para la primera fase de los trabajos, es decir, para el trazado que discurre entre la calle Alicante y el Oceanogràfic, ya que la conexión hasta Nazaret se quedará para una segunda fase.

Por ello, los vecinos de este barrio han vuelto a expresar su lamentar por quedar una vez postergados en la mejora de las conexiones de transporte. De ahí que reclamen a la Generalitat un esfuerzo inversor y que aumente la dotación para esta actuación en los presupuestos de 2019, ya que el trazado ferroviario en superficie ya está construido.

«Queremos que el tranvía llegue a Nazaret, que se incluya la ejecución del proyecto de la línea 10 en los próximos presupuestos y no sólo su redacción», explicó ayer el portavoz de la asociación vecinal, Julio Moltó. En este sentido, hacía referencia a la reciente licitación, por parte de la Conselleria de Obras Públicas, de la redacción de los estudios y proyectos del trazado que, en este caso, sí contemplan el trazado hasta Nazaret además de los análisis de la prolongación futura de la nueva línea hasta el Pont de Fusta. Un aspecto que, además, resaltó Puig esta semana.

«Si se estudia hasta el Pont de Fusta, ¿por qué no se aborda también la viabilidad de la conexión de la T2 con la línea Marítimo-Serrería?», se preguntó el representante de los vecinos de Nazaret, que recordó que el trazado en este barrio u. A su juicio, «si se quiere poner en valor la fachada marítima, potenciar la conexión en tranvía sería una buena medida». Precisamente el alcalde, Joan Ribó, y la comisión de Movilidad de la Marina abogaron recientemente por hacer efectiva esa conexión de las líneas de tranvía a largo plazo.

Estas dos peticiones formarán parte del escrito que la asociación vecinal quiere remitir a la Generalitat en las próximas semanas, una vez que la junta directiva estudie qué actuaciones reivindicativas emprender para lograr que todo el trazado de la T2 se ejecute al mismo tiempo. La inversión por fases asciende a 50 millones (hasta el Oceanogràfic) y 37 millones (hasta Nazaret).

Otra incógnita que queda por despejar es la ubicación de los talleres provisionales de la futura línea, previstos en un principio en un solar municipal junto a la calle Amado Granell. Según Moltó, «no sería necesaria su construcción si se conectara toda la fachada marítima en tranvía».

Más

Fotos

Vídeos