Las Provincias

Dos accidentes de camión colapsan el by-pass y atrapan a miles de conductores

fotogalería

Una cola de vehículos en sentido hacia Alicante a la altura del kilómetro 319 de la A-7, donde colisionaron y ardieron los dos camiones. :: damián torres

  • Los vehículos que chocaron en Bétera se incendiaron y la A-7 registró retenciones kilométricas durante nueve horas

Miles de conductores quedaron atrapados ayer en las retenciones kilométricas que causaron dos accidentes de camión en el by-pass. El primer siniestro tuvo lugar minutos después de las once de la mañana al chocar e incendiarse dos vehículos, uno de ellos cargado con mercancías peligrosas, en el término municipal de Bétera, mientras que la segunda colisión se registró sobre las cinco de la tarde en la cola del atasco en Ribarroja.

La autovía de circunvalación permaneció colapsada durante nueve horas en sentido hacia Barcelona, mientras los bomberos sofocaban el fuego, que afectó también a una zona de matorral en la cuneta, dos grúas retiraban los camiones destruidos por las llamas y una veintena de bomberos y operarios limpiaban la calzada.

La primera colisión por alcance se registró sobre las 11.10 horas a la altura del punto kilométrico 319, concretamente en el término de Ribarroja. El accidente obligó a cortar el tráfico en los tres carriles en sentido hacia Barcelona hasta las dos de la tarde. Según las primeras investigaciones de la Guardia Civil de Tráfico, un camión que hizo la tijera y quedó atravesado en la A-7 fue golpeado por otro vehículo que transportaba bombonas de oxígeno medicinal, algunas de las cuales explotaron.

El choque y los estallidos de los recipientes que contenían oxígeno causaron un incendio y los dos camiones quedaron envueltos en llamas en pocos minutos. Los dos camioneros salieron de las cabinas con rapidez y sólo resultó herido el conductor del vehículo que hizo la tijera. El accidente obligó a cortar también el by-pass en sentido hacia Alicante para que los vehículos de los bomberos pudieran llegar al punto kilométrico 319, donde ardían los dos camiones. Al lugar acudieron también con urgencia varias patrullas de la Guardia Civil de Tráfico, que auxiliaron a los camioneros y desviaron la circulación por varios itinerarios alternativos. Además de los dos vehículos pesados, el fuego quemó también la cuneta y una zona de unos 500 metros cuadrados de matorral.

El operativo de regulación de tráfico no impidió que se formara un gran atasco con colas de turismos y camiones que alcanzaron los 16 kilómetros de retención a las cinco de la tarde. A esa hora se produjo el segundo accidente al colisionar por alcance otros dos camiones en el kilómetro 335 en el término de Ribarroja, y la cola de vehículos atrapados aumentó en tres kilómetros más. Uno de los conductores quedó atrapado y fue rescatado por un equipo de bomberos del parque de Burjassot.

Los dos accidentes causaron también retenciones en la V-30 en sentido hacia Paterna, la A-3 en los carriles de acceso a Valencia, la CV-35 y la V-21. La cola de vehículos en el by-pass comenzó a disminuir a partir de las 19.45 horas, cuando se abrieron a la circulación los tres carriles en el kilómetro 319, según informaron fuentes del Centro de Gestión de Tráfico.

El Centro de Coordinación de Emergencias activó el plan de accidentes de mercancías peligrosas en Bétera, ya que uno de los camiones transportaba bombonas de oxígeno medicinal, así como de nitrógeno y argón. Por ello, el Consorcio Provincial de Bomberos movilizó a cinco dotaciones de los parques de Burjassot, Paterna, Moncada y Pobla Farnals, así como a un coordinador forestal debido al pequeño incendio matorral que se declaró en la cuneta. Un equipo de atestados de la Guardia Civil de Tráfico se hizo cargo de la investigaciones para determinar las causas del accidente.