Los cazadores de Pego logran abatir entre 250 y 300 jabalíes este año

Un ejemplar de jabalí muerto tras un accidente de coche en el término municipal de Pego. / LP
Un ejemplar de jabalí muerto tras un accidente de coche en el término municipal de Pego. / LP

La Policía Local confirma que se han registrado 30 accidentes este año y pide a los vecinos que extremen la precaución cuando conduzcan

R. P. PEGO.

El municipio de Pego tiene un problema con el elevado número de jabalíes que campan libremente por su término municipal. Así lo demuestran las cifras de ejemplares abatidos por los cazadores a lo largo del año, entre 250 y 300 animales.

Se trata de un inconveniente que preocupa tanto a los vecinos como a las autoridades locales. Desde el gremio de los cazadores, aseguran que están realizando todas las batidas que pueden. Esta semana tuvo lugar una en la que consiguieron dar caza hasta una docena de ejemplares.

Aunque ahora tienen previstas varias hasta el mes de marzo, creen necesario aumentar el número de batidas «porque se ha convertido en una plaga que amenaza la seguridad de los conductores, pero también crea problemas en los campos de cultivo de la zona», comentan.

Desde el gremio de caza piden aumentar el número de batidas en modalidad de gancho

Según explican, una de las modalidades que más debería desarrollarse es la de gancho, la más común en esta zona, en la que el número conjunto de cazadores de los puestos fijos y batidores no podrá ser superior a veintisiete, mientras que el número de perros autorizados no podrá ser superior a treinta.

Además piden que se contemple la prolongación de los permisos -en 2017 esta especialidad está permitida desde el pasado 12 de octubre hasta el próximo 6 de diciembre-.

Por su parte, la Policía Local instaron esta semana a «extremar la precaución en las carreteras del término municipal» tras dar a conocer el número de incidentes registrados en durante este año. Según explicaron, son ya 30 los incidentes de circulación registrados en las carreteras y caminos del término pegolino, causados por estos animales.

Por ello recomiendan moderar la velocidad, así como cumplir las normas de seguridad, «es muy importante para poder evitar un accidente o, al menos, minimizar su gravedad», comentaron. Dos de los puntos negros con los que cuenta en municipio pegolino es la carretera que lo une con oliva y la CV-700 en dirección a El Verger. La presencia de los animales en esta zona ha aumentando considerablemente en los últimos meses. Según explicó el concejal de Agricultura, Andreu Dominguis, «cruzan la vía para acercarse desde la zona más montañosa hasta lugares más húmedos».

El edil explicó que por este vial es habitual ver transitar a estos animales: «esta carretera se encuentra entre el parque natural y la zona de Monte Pego». Durante el verano es habitual que los jabalíes vivan en la zona de la marjal, «cuando empiezan las lluvias y se inunda la zona, empiezan a subir a Penya Roja y Monte Pego, es entonces cuando más aumentan los accidentes».

Fotos

Vídeos