Las Provincias

La ONU advierte que el este de Alepo podría quedar «totalmente destruido» en meses

Voluntarios trasladan a niños heridos tras un bombardeo sobre Alepo.
Voluntarios trasladan a niños heridos tras un bombardeo sobre Alepo. / Sultan Kitaz (Reuters)
  • La operación de las fuerzas del régimen de Bachar El-Asad y Rusia sobre posiciones rebeldes de la ciudad sigue en marcha con la conquista de nuevos barrios

  • Entre 250.000 y 275.000 personas continúan en la zona asediado por las tropas del Ejército sirio, donde la ayuda internacional no llega

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha advertido este jueves que los barrios rebeldes de Alepo podrían quedar "totalmente destruidos" antes de que termine el año si el gobierno de Damasco y Rusia siguen con su amplia ofensiva militar.

Esta operación proseguía este jueves con la conquista de nuevas posiciones rebeldes por parte de las fuerzas leales a Bachar El-Asad, a pesar de que Damasco había anunciado el miércoles de noche que reduciría su campaña de bombardeos, comenzada hace más de diez días.

Una ofensiva que preocupa a numerosos países y a la ONU, cuyo enviado especial para Siria, Staffan de Mistura, intenta promover desde hace meses una solución política al conflicto. "En un máximo de dos meses, dos meses y medio, el este de Alepo podría terminar totalmente destruido", ha dicho De Mistura en Ginebra. "Hablamos de la Ciudad Vieja en particular, y miles de civiles sirios serían abatidos", ha agregado.

Entre 250.000 y 275.000 personas, según estimaciones, continúan en el este de la ciudad, asediado por las tropas del régimen y donde la ayuda internacional no llega.

De Mistura ha precisado que 376 personas fueron abatidas y 1.266 heridas en los bombardeos dirigidos desde el 22 de septiembre por el Ejército sirio y su aliado ruso.

La ofensiva fue lanzada tras el fracaso, el 19 de septiembre, de un alto el fuego que habría podido llevar a Moscú y Washington a coordinar sus bombardeos aéreos en Siria.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), las tropas leales a Damasco controlan ahora la mitad del distrito de Bustan al Basha, cerca del centro de la ciudad, dividida en sectores controlados por los rebeldes (este) o las fuerzas del gobierno (oeste).

"Es el avance de fuerzas más importante del régimen en Alepo desde 2013", ha señalado el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

El OSDH, con sede en Londres pero que cuenta con una amplia red de informantes en Siria, añadió que este jueves hubo menos bombardeos aéreos, pero en el sector de Bustan al Basha había importantes enfrentamientos.

El Ejército sirio controla varios puntos de ingreso al sector y la mitad del barrio, precisó, agregando que las fuerzas del régimen avanzaban hacia otro barrio rebelde, Al Halak, desde el norte.

El miércoles, el Ejército sirio anunció sorpresivamente que reduciría sus bombardeos, "tras el éxito de nuestras fuerzas armadas en Alepo y la interrupción de todas las vías de suministro terroristas en los distritos orientales" de la ciudad.

Eso es "propaganda" pura, destacó Emile Hokayem, del International Insititue for Strategic Studies, afirmando que "el régimen y sus aliados han tomado la decisión de conquistar tantos sectores rebeldes como sea posible y en ello trabajan".

En una entrevista con la cadena televisiva danesa TV2, el presidente Bachar El-Asad estimó que "la mejor opción" para Alepo era "la reconciliación" pero que en caso contrarios, las fuerzas progubernamentales continuarán "combatiendo los rebeldes hasta que abandonen Alepo".

Para tratar de propulsar la actividad diplomática, el ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, viajó este jueves a Moscú y el viernes lo hará a Washington para intentar obtener apoyo a un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para un nuevo cese al fuego en Alepo.

En Moscú, el jefe de la diplomacia francesa declaró que "nada podría justificar el diluvio de fuego y de muertos" en Alepo, considerando que Rusia "no puede tolerar esta situación".

Por su parte, Moscú está "dispuesta a trabajar en este proyecto", indicó el jueves el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, refiriéndose al proyecto de resolución de París.

Los quince miembros del Consejo estudian desde el lunes la propuesta francesa, que contempla además que se permita el acceso de ayuda humanitaria a los barrios sitiados por el régimen, e interrumpa los vuelos de aparatos militares sobre la ciudad.

Por otro lado, De Mistura exhortó a los 900 combatientes yihadistas de la organización Frente Fateh al Sham (exfrente Al Nusra, brazo sirio de Al Qaida) a que abandonasen el este de Alepo, y les propuso escoltarlos personalmente.

En otras regiones de Siria, al menos 29 rebeldes murieron y 20 resultaron heridos el jueves por una explosión en la provincia de Idleb (norte) en la frontera con Turquía, según el OSDH, un ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).