Las Provincias

Trump presume de haber usado de forma «brillante» las leyes tributarias a su favor

Donald Trump.
Donald Trump. / Jason Connolly (Afp)
  • la carrera hacia la casa blanca

  • El candidato republicano promete cambiar el código fiscal si es presidente después de que una investigación periodística revelase que podría haber evitado pagar impuestos durante 18 años

  • Hillary Clinton proclama que dejar que su adversario arregle el sistema fiscal es como "dejar al zorro cuidar el gallinero"

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, ha capeado una polémica sobre su historial fiscal en la semana del segundo debate presidencial, una cita clave en la que aún no sabe si "golpear más fuerte" que en el primero.

En un mitin en Pueblo (Colorado), el magnate ha admitido ser "un gran beneficiario" de las "injustas" leyes fiscales estadounidenses, ha presumido de haberlas usado "brillantemente" para su provecho, pero ha prometido cambiarlas si es presidente.

Trump ha tardado dos días en hablar sobre las revelaciones del 'New York Times', que publicó el sábado que el multimillonario podría haber evitado, de forma legal, pagar impuestos federales durante 18 años gracias a una declaración de pérdidas de 915,7 millones de dólares en 1995.

"La injusticia de las leyes fiscales es increíble, es algo de lo que he hablado durante mucho tiempo pese a haber sido uno de los grandes beneficiarios de esas leyes, pero ahora estoy trabajando para ti (para los ciudadanos), no para Trump", ha manifestado. "Arreglar nuestro código fiscal es una de las muchas razones por las que me presento a presidente. He estado diciendo desde el principio de la campaña lo ridículo, complejo y, sí, injusto, que es el sistema fiscal. (...) Yo lo entiendo mejor que casi todos, por eso soy alguien que puede arreglarlo y me comprometo a hacerlo", ha agregado.

En sus primeras declaraciones tras las revelaciones de su historial fiscal publicadas por el 'Times', el magnate ha presumido de haber usado de manera "brillante" las normas para pagar los menos impuestos posibles dentro de la ley. "Como hombre de negocios y como promotor inmobiliario he usado legalmente las leyes fiscales para mi beneficio, el de mi empresa, mis inversores y mis empleados", ha afirmado. "Honestamente -ha proseguido- he usado brillantemente esas leyes y, como he dicho a menudo, tengo una responsabilidad fiduciaria de no pagar más impuestos de lo que requiere la ley, o por decirlo de otro modo, de pagar lo menos que pueda y tengo que deciros que odio cómo gastan nuestros impuestos".

El magnate se ha comparado además con "gente" como su oponente, la candidata demócrata, Hillary Clinton, "que no ha hecho un dólar honesto en su vida".

Como "dejar al zorro cuidar el gallinero"

Horas antes en un mitin en Toledo (Ohio), la demócrata propuso una ley que obligue a todos los aspirantes presidenciales a publicar sus declaraciones de impuestos y ha dicho que dejar que Trump arregle el sistema fiscal de Estados Unidos es como "dejar al zorro cuidar el gallinero".

"Dice que solo él puede arreglarlo, pero eso es como dejar al zorro cuidar el gallinero", afirmó en un acto de campaña en el que se presentó como una futura presidenta que plantará cara a los grandes poderes financieros y corporativos.

Trump dijo ayer en Twitter que él conoce las "complejas leyes fiscales (de EE UU) mejor que nadie que se haya presentado nunca antes a presidente" y que es "el único que puede arreglarlas". Clinton, que dedicó una buena parte de su mitin económico a atacar con dureza a Trump, recordó que el magnate es el primer candidato presidencial que se niega a publicar sus declaraciones de impuestos en décadas.

La polémica sobre el historial financiero de Trump centró así la actualidad política al comienzo de una semana clave, con la vista puesta en el segundo de los tres debates presidenciales que se celebrará el domingo en San Luis (Misuri).

Clinton salió reforzada del primero, que tuvo lugar hace una semana, como muestra una encuesta publicada por CNN/ORC, que da a la demócrata un 47% del apoyo frente al 42% del magnate. La media de encuestas de Real Clear Politics estima la ventaja de la ex secretaria de Estado en 2,8 puntos sobre su rival.

Desde su criticada actuación en el primer debate, el magnate volvió a tener una de sus semanas 'horribilis' saltando de polémica en polémica y con un enfrentamiento verbal sin contención con la ex Miss Universo estadounidense-venezolana Alicia Machado.

Está por ver qué estrategia empleará Trump para el debate del domingo, tras presumir de no haberse preparado el anterior. Por el momento, ha dejado dos ideas en el aire: si Clinton le aprieta las tuercas, le atacará con los escándalos amorosos de su marido, y en general, quizás "golpee más fuerte" que en el anterior.