Las sanciones por consumo o venta de alcohol y drogas en la calle se triplican en sólo un año

Las sanciones por consumo o venta de alcohol y drogas en la calle se triplican en sólo un año
LP

La cantidad de menores de edad de la Comunitat multados por beber en la vía pública aumenta y supone ya el 16% de los infractores

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

A lo largo del pasado año, las multas por publicidad, venta, distribución y consumo de alcohol, tabaco y otras sustancias estupefacientes se dispararon un 156% en la Comunitat respecto a 2016, pasando de 55 a 141 en sólo un año, según el Servicio de Gestión de Drogodependencias y Otros Trastornos Adictivos de la Conselleria de Sanidad.

Una tendencia al alza que pone en evidencia, por un lado, que la problemática del botellón y el consumo de drogas está lejos de solventarse y que las administraciones, entre ellas la autonómica, están tratando de incrementar la presión para tratar de poner coto a esta práctica. Ante ello, contrasta la propuesta lanzada la semana pasada por la sección valenciana de Podemos de rebajar a leves las sanciones por «permitir o tolerar» el consumo de sustancias estupefacientes en los locales de ocio, una iniciativa que finalmente fue rechazada por Les Corts.

En relación al balance de las infracciones, desde la conselleria recordaron que estas cifras revelan una parte de las sanciones sobre esta materia en toda la Comunitat, ya que la legislación actual valenciana permite a los Ayuntamientos, en el caso de las infracciones leves, tramitar el procedimiento sancionador directamente o remitir el acta de la denuncia al Servicio de Drogodependencias y Otros Trastornos Adictivos. Además, apuntaron también que el ámbito de las drogas no legales son competencia del Estado y, por tanto, de las subdelegaciones del Gobierno en las tres provincias.

Sanidad recuerda que los ayuntamientos pueden tramitar directamente las sanciones leves

Aún así, y frente a estas salvedades, este órgano dependiente de la Dirección General de Asistencia Sanitaria, regula y tramita las sanciones por la publicidad, venta y consumo de alcohol y otras sustancias estupefacientes en la Comunitat desde 2014.

Del análisis de los datos, además del evidente incremento, se extraen también otras dos tendencias significativas, al menos en los aspectos relacionados con el consumo de alcohol, que concentran 125 de los 141 expedientes del pasado año. Por un lado, y en relación a este bloque, destaca el aumento de las infracciones cometidas por menores de edad, que ha pasado del 7 al 16% del total en sólo un año. También el significativa la división por sexos, ya que las mujeres suponen ya el 11% de las infracciones, mientras que un año antes únicamente supusieron el 5%.

La conselleria relaciona el aumento de las denuncias con los cursos de formación hechos por 700 agentes

Desde la conselleria interpretaron también que este aumento en el número de denuncias está relacionado, directamente, con los cursos impartidos durante los últimos dos años a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en materia de drogodependencias. Así, desde el Servicio de Gestión de Drogodependencias se impartió el curso Infracciones y sanciones por consumo de sustancias. La realidad de las adicciones sobre legislación en drogodependencias en el que participaron más de 700 policías y guardias civiles de 269 municipios. En concreto, recibieron formación específica sobre las infracciones por publicidad, venta y consumo de bebidas alcohólicas y tabaco, sobre la Ley Orgánica de Protección y Seguridad Ciudadana, así como de la Ley de Salud de la Comunitat.

«El curso abordó los instrumentos necesarios para facilitar al máximo la labor que realizan los agentes para prevenir y reducir la oferta y la demanda de sustancias que puedan crear una adicción, fundamentalmente entre la población más joven», concretaron.

Respecto a la naturaleza del infractor, las cifras son similares a los años anteriores: las personas físicas son las más infractoras (el 74%) y en cuanto al género, los varones son los más infractores (89%). En relación al rango de edad, los y las jóvenes de 18 a 25 años suponen el 39% de las sanciones en 2017. Al mismo tiempo, la segunda franja de edad con más denunciados corresponde a varones adultos de 31 a 40 años (el 15 %).

Más

Fotos

Vídeos