Las Provincias

Campaña de 300.000 euros para fomentar el consumo en comercios y bares alicantinos

La DO Vinos de Alicante presenta hoy en su sede del casco histórico de Alicante una campaña de publicidad cuyo objetivo es fomentar el consumo en la provincia. No deja de ser paradójico que, pese a los buenos y muy bien catalogados vinos alicantinos en las mejores guías de España y del extranjero, en muchos establecimientos aún no haya una oferta consolidada del producto alicantino y mucho menos una demanda por parte del consumidor en general. «Queremos que nuestros vinos sean más conocidos en la provincia, es una campaña más ambiciosa con una duración de tres años, aunque su primera fase será hasta el próximo diez de enero, para fomentar el consumo y la compra en la campaña navideña», explica Antonio Miguel Navarro. El vino, también, como objeto de detalle y presente navideño.

La inversión que va a realizar la DO Alicante en medios provinciales se eleva a 300.000 euros y cuenta con la colaboración de cada uno de los bodegueros adscritos y con la de Conselleria de Agricultura y Diputación provincial. El empresario vitivinícola Antonio Miguel Navarro desvincula la sequía atroz de la provincia de este sector agrícola, que requiere de poca humedad y muchas horas de sol. «Tampoco ha habido problemas de sanidad por brotitis, porque no ha llovido en el momento que no tocaba», añade.

La recolección de la cosecha se ha retrasado por la climatología porque lo normal era acabar la vendimia el 10 de octubre y, en muchos casos este proceso aún no ha finalizado. Y no solo la variedad Monastrell, que es la más tardía en la provincia. Cosa distinta es el volumen de producción, que se preveía a finales de julio, según los aforos oficiales, entre 38 y 40 millones de kilos y, a la vista de las últimas estimaciones del Consejo Regulador, oscilará entre 30 y 32 millones de kilogramos de uva.