Las Provincias

«En los últimos cuatro años, aquí nadie ha metido la mano en la caja»

El presidente en funciones de la patronal Coepa, Francisco Gómez, salió ayer al paso de la querella presentada por el Servef y lo hizo de modo contundente: «Aquí nadie del equipo directivo de los últimos cuatro años ha metido la mano en la caja, entre otras razones porque no había un euro; hemos trabajado honradamente para salvar esto y, en algunos casos, hasta hemos puesto dinero de nuestro propio bolsillo».

Coepa reunió ayer a su comité ejecutivo, tal y como estaba previsto desde hacía unos días, para analizar el convenio de acreedores que presentará antes del jueves en el Juzgado de lo Mercantil y que tendrá que ser aprobado, en su caso, el próximo 11 de noviembre. Sin embargo, la denuncia penal se coló en la reunión. Gómez asegura que Coepa no tenía conocimiento hasta ayer de dicha demanda penal y que «aquí pasan cosas raras, sin sentido, porque estamos pendientes de que el Servef nos conteste a las alegaciones que presentamos en agosto sobre el supuesto uso de facturas duplicadas».

Además, Coepa cree que todavía tiene el derecho de presentar un recurso contencioso-administrativo si esas alegaciones las desestima el Servef. «Cuando nos llegue la demanda, la analizaremos para saber de qué y a quién se acusa», razona Gómez. El comité dio vía libre al convenio de acreedores, que establece una quita del 95% para los acreedores ordinarios, entre los que se halla la patronal autonómica Cierval. «Tenemos un proyecto de viabilidad, tras hablar con acreedores, y vamos a defenderlo hasta el final».