Ribó fracasa con las plazas de Valencia

Los cuatro principales espacios del centro histórico siguen con los proyectos en tramitación, en el mejor de los casos, a cuatro meses de las elecciones municipales

Plaza del Ayuntamiento. /Irene Marsilla
Plaza del Ayuntamiento. / Irene Marsilla
Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Todo es provisional. Al mandato le quedan menos de cuatro meses y lo que iba a ser el gobierno que lograra la cuadratura del círculo, es decir, la remodelación integral de las principales plazas del centro histórico, se ha quedado a medio gas, pese a disponer de más de 15 millones de euros de inversión. Ciudad de Brujas, San Agustín, Reina y Ayuntamiento siguen igual que en 2015 pese a los intentos del tripartito liderado por el alcalde Joan Ribó de sacar adelante al menos alguna de las obras.

La más próxima debería ser la reurbanización del aparcamiento y todo el espacio en la superficie de la plaza de la Reina, esencial para que la parte turística de la ciudad se quite el polvo de urbe no adaptada para recibir a miles de visitantes. El proyecto está hecho, pero no aprobado por la comisión de Patrimonio, un trámite obligado y que se ha atascado por la petición de cambios a los autores, como publicó LAS PROVINCIAS. Además, faltará la autorización posterior de la Oficina de Supervisión de Proyectos. Como mucho, al agotarse el mandato se habrá realizado la adjudicación provisional de las obras.

En cuanto a la plaza Ciudad de Brujas, la Generalitat adjudicó el proyecto ganador hace meses, aunque todavía no ha recibido el visto bueno del Consistorio, aseguraron fuentes municipales. El diseño está en periodo de sufrir algunas modificaciones técnicas, sobre todo por canalizaciones y jardinería.

Hasta que se acometan estas obras, el espacio seguirá urbanizado de manera provisional, lo mismo que sucede en el frontal de la Lonja. Alrededor del Mercado Central seguirá el pavimento de hormigón, con bancos y maceteros donde se han secado las flores de Pascua colocadas las pasadas navidades.

La remodelación de la plaza de San Agustín tenía ya la planta viaria lista, aunque se ha cruzado en el camino el encargo votado en el proceso participativo para reformar la avenida del Oeste, lo que ha obligado a paralizarlo todo. En cuanto a la plaza del Ayuntamiento, la última que tenía el gobierno municipal en la lista de proyectos pendientes, tampoco se sabe nada más allá de que está cercano el concurso de ideas para su peatonalización.

En opinión del concejal de Ciudadanos Narciso Estellés, a meses del final de mandato «están sólo en papel dando vueltas entre departamentos, o pendientes de concurso de ideas, o de un proceso participativo. No hay plazo claro ni de inicio ni de término de ningún proyecto».

Para el edil, la «ciudad de las plazas a la que desde Ciudadanos aspiramos, en manos del PSPV y Compromís, ha sido sólo un producto de marketing político y de lucha de poder entre los socios de gobierno. Una guerrilla ficticia para ver qué partido ejecutaba las plazas. Hemos presenciado desencuentros que al final terminamos pagando todos».

En el caso concreto de la plaza de la Reina, la demora supone el año, afirmó el edil, quien subrayó que de esta reforma dependen en buena parte las modificaciones de la EMT en el centro histórico, como anunció el gobierno municipal a mediados del mandato.

Plaza del Ayuntamiento.
Plaza del Ayuntamiento. / M. Molines
Plaza del Ayuntamiento El espacio singular más difícil de cambiar

La reforma de la plaza del Ayuntamiento resurge en cada mandato y lo mismo ha ocurrido en el gobierno tripartito. La iniciativa no partió del Consistorio en esta ocasión, pese al intento del concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, de lo que llamó una «peatonalización táctica» al hilo de la reforma de la plaza de la Reina, sino de las votaciones vecinales para repartir siete millones de euros del presupuesto municipal. Ocurrió el pasado año y todavía está por definir cómo quedará uno de los espacios más difíciles de resolver por todas las actividades que reúne. La primera y principal, albergar las 19 mascletaes cada año en Fallas, con una jaula donde se disparan cientos de kilos de material explosivo. Está claro que la reducción del tráfico será una de las premisas.

450 mil euros es el presupuesto aprobado en 2017 para peatonalizar la plaza, donde se ha puesto en marcha también un proceso participativo para escuchar las opiniones de vecinos y comerciantes, entre otros colectivos. La concejalía de Desarrollo Urbano ultima el pliego de condiciones.

Plaza de San Agustín.
Plaza de San Agustín. / M. Molines

Plaza de San Agustín La petición eterna de comercios del centro

Si hay una aspiración de los comerciantes del centro histórico es que el eje semipeatonal que nace en la plaza de la Reina llegue hasta la plaza de España. De esta manera se consolidaría uno de los itinerarios principal de Ciutat Vella, aunque para ello es necesaria la reforma de la plaza de San Agustín, en la actualidad una barrera por su diseño.

64 mil euros es la asignación de los presupuestos participativos a los primeros estudios para la reurbanización de la avenida del Oeste, que propone soterrar contenedores, aumentar el arbolado, ordenar las zonas de carga y descarga, así como resaltar la importancia de algunos edificios de la zona.

Plaza de la Reina.
Plaza de la Reina. / M. Molines

Plaza de la Reina Una reforma que afecta a once líneas de la EMT

Hasta once líneas de la EMT que ahora tienen su parada en la plaza de la Reina se verán afectadas por los cambios de tráfico tras la remodelación de este espacio singular, que requiere una inversión de 9,8 millones de euros. De ahí la importancia de una obra pendiente desde 1999, cuando el Colegio de Arquitectos celebró un concurso de ideas cuyo resultado fue entregado al Ayuntamiento. Considerada una de las plazas más feas de la ciudad por la estrechez de las aceras y el acceso central del aparcamiento que penaliza cualquier intento de mejora, la plaza de la Reina es otra de las deudas pendientes que se quedará sin pagar este mandato, pese a la adjudicación del proyecto definitivo a los arquitectos José María Tomás y Antonio Escario, también pendiente de autorización.

Plaza Ciudad de Brujas.
Plaza Ciudad de Brujas. / M. Molines

Plaza Ciudad de Brujas Grandes pérgolas con placas solares

Dos enormes pérgolas que suman 480 metros cuadrados y con placas solares en las cubiertas son sin duda las piezas protagonistas en la remodelación integral de la plaza Ciudad de Brujas, donde también se añade la plaza del Mercado. La peatonalización del frente de la Lonja fue una de las primeras aspiraciones del actual gobierno municipal, con la colocación de bolardos y maceteros para cortar el tráfico de paso y eliminar el estacionamiento. Más de tres años después, no se ha ejecutado nada salvo la reforma y apertura del aparcamiento subterráneo, un coste asumido por el Consistorio.

4,5 millones de euros es el presupuesto estimado para la reforma de las plazas del Mercat y Brujas. La peatonalización será la nota dominante en el proyecto ganador conocido hace once meses y titulado 'Confluència' por sus autores, los arquitectos Elisabeth Quintana y Alberto Peñín. La Conselleria de Obras Públicas organizó un concurso de ideas al que se presentaron varios finalistas (tres llegaron a la final) y cuyo resultado se ofreció al Consistorio para que sacara a concurso su ejecución, aún sin plazos.