Viaje por el mapamundi de Valencia

El 'cap i casal' recupera población extranjera tras los peores años de la crisis | De los residentes foráneos que viven en la capital, más de un tercio son europeos, el 25% son sudamericanos y el 16% de Asia

VANESSA HERNÁNDEZ

El Ayuntamiento de Valencia ha publicado el estudio anual de población extranjera basado en la información del Padrón Municipal. El Instituto Nacional de Estadística (INE) coordina estas listas donde constan todos los habitantes de un municipio. Gracias a este informe anual, se observa la evolución de su población. LAS PROVINCIAS ha querido conocer las impresiones que tienen sobre la ciudad representantes de las nacionalidades con más presencia de cada continente.

Para conocer el número de extranjeros que viven en Valencia y su procedencia, el informe analiza los países de cada continente. Uno de los datos más llamativos de la publicación es el incremento de la población extranjera, de 94.000 foráneos en 2015 a más de 100.000 este año. Una cifra que equivale a casi el 13 % de toda la ciudad. Durante los últimos 20 años ha cambiado la procedencia de los inmigrantes que residen en Valencia, actualmente la mayoría proceden de Europa, siendo Rumania, el país con más habitantes empadronados.

El segundo continente con más presencia es Sudamérica siendo Bolivia el país protagonista con más de 5.000 residentes. En Asia, las personas de origen chino se convierten en la tercera población con más habitantes en la urbe. A este registro le sigue el continente africano con 3.000 marroquís y América Central con más de 2.000 hondureños en la ciudad. Los países que finalizan la lista son Australia y EEUU con menos del 2% de los extranjeros.

Requisitos

Nacionalidad de origen
1. Nacidos de padre o madre española. 2. Nacidos en España de padres extranjeros si al menos uno de ellos hubiera nacido también en España. 3. Nacidos en España de padres extranjeros si ambos carecen de nacionalidad o la de ninguno de ellos atribuye nacionalidad. 4. Nacidos en España cuya filiación no puede ser determinada.
Por filiación adoptiva
1. Extranjeros menores de 18 años adoptados por un español. 2. Los mayores de edad pueden optar en el plazo de dos años desde la adopción.
Por opción
1. Que estén o hayan estado sujetas a patria potestad de español. 2. Quellas cuyo padre o madre hubiera sido originariamente español y nacido en España. 3. Adoptados o cuya filiación resulte determinada a partir de los 18 años.
Naturalización
1. Por carta de naturaleza: íntegrados con circunstancias excepcionales: Por residencia: plazo general 10 años; refugiados 5 años; nacionales de países con vínculos 2 años; nacidos en España, los que no hayan optado, casados legalmente... 2 años.
Posesión de estado
Utilización continuada durante más de diez años de buena fe.

Historias hay tantas como los 100.000 extranjeros residentes en Valencia, aunque estas sirven de ejemplo. Al mismo tiempo que Mustapha recoge sus bártulos para guardarlos en su furgoneta blanca, Mihaela se despide de su hija de seis años para ir a trabajar. Ambos conducen varios kilómetros para ganarse la vida, él se dirige a Burjassot. «Siempre me he dedicado a la venta ambulante», destaca el primero. Tiene un puesto de ropa y textiles en la plaza del Ayuntamiento. Mihaela es la patrona del Galeón, un restaurante que capitanea desde hace ya 13 años.

Con permiso de Claudio, el chef del restaurante, ella tripula desde la cocina una flota que adora. «Mis compañeros de trabajo son como mi familia», subraya Mihaela. Sin embargo, no olvida sus raíces y en su corazón siempre guarda recuerdos de Rumanía.«Vine como turista para quedarme tres meses y ya llevo 16 años en España», subraya.

Una situación idéntica ha vivido Cynthia Llanes, una mujer hondureña que viajó hasta Valencia hace siete años para visitar a su hermana y ya no regresó. «Me costó adaptarme al principio pero encontré trabajo y no me lo pensé», señala. La adaptación es una de las dificultades que más afrontan los vecinos de valencia que han nacido en otro país. Es el caso de Alejandro, un joven boliviano que tuvo que salir adelante en una ciudad desconocida.

Diferente es la situación de dos mujeres aventureras con ganas de ver mundo. Dos mujeres emprendedoras que cruzaron el charco para mudarse a Valencia. Jennison de EEUU y Bree de Australia han descubierto que la capital valenciana es una de las mejores ciudades para vivir. Esto mismo pensó Jiaanwe Chen hace 27 años, un residente de origen chino que junto a su mujer regenta uno de los mejores restaurantes chinos de la ciudad.

RUMANÍA - Mihaela Duca «Mi hija dice que ella sí es valenciana»

Mihaela es una de las 11.000 personas de origen rumano que vive en la ciudad. No ha dejado de trabajar desde que se trasladó a vivir al 'cap i casal'. Precisamente tener un empleo es lo que siempre la ha atado a Valencia. En un primer momento, solo vino a la Comunitat para trabajar tres meses. Su intención era volver a su pueblo Ploiesti para finalizar su formación de Derecho pero no regresó. Reside en Massamagrell con su hija nacida en Valencia. «No podemos estar más integradas», subraya Mihaela.

BOLIVIA - Alejandro Moruno «Siempre me quedo con lo bueno y Valencia lo es»

Llegó a la ciudad hace 17 años junto a su madre. Pronto se quedó solo en Valencia porque ella regresó a Santa Cruz de la Sierra en Bolivia. Alejandro destaca que enseguida se enamoró de la ciudad. Vino durante un paréntesis de su vida que necesitaba cerrar y lo hizo. Tenía 18 años cuando vino y hoy con 35 no quiere vivir en otro lugar. «Tengo amigos valencianos que me han ayudado en momentos muy difíciles», señala.

HONDURAS - Cynthia Llanes «Todos en algún momento dado pensamos en regresar»

Cynthia forma parte del 2,6% de hondureños que residen en Valencia. Llegó hace siete años a la ciudad y, aunque, su propósito inicial era estar durante tres meses en casa de su hermana, nunca llegó a gastar el billete de vuelta. En su ciudad natal, San Pedro Zola, estudiaba en la Universidad, ahora trabaja en un restaurante hondureño en el distrito de Benicalap. «No pude retomar mis estudios aquí porque cuando vine no tenía papeles», subraya Cynthia. Comparte que Valencia es una ciudad muy cálida y que no volvería a Honduras por la situación del país.

CHINA - Jianwe Chen «Hace tres años, volví a nacer en Valencia»

Llegó con la intención de volver a reunir a su familia. Sus padres se mudaron a Valencia e iniciaron su andadura empresarial. Un restaurante chino cerca de Aiora. Jianwe y su hermano se trasladaron para ayudar a sus progenitores con el negocio hace 27 años. Tiene dos hijos nacidos en Valencia y subraya que cuando cumplan 18 años optarán por la nacionalidad española. Hace tres años tuvo un accidente que lo mantuvo en estado de coma dos meses. «Volví a nacer», comparte feliz.

MARRUECOS - Mustapha Khouyi «Llevo en Valencia 28 años y tengo 2 hijos nacidos aquí»

Mustapha, que aún no domina el idioma con fluidez, disfruta con su trabajo. Es vendedor ambulante y recorre los pueblos de Valencia. En su puesto junto a él, decenas de maniquís llaman la atención de los peatones que cruzan la plaza. Lleva 28 años trabajando aquí, al cumplir 10 ya pudo solicitar la nacionalidad española. «Me gusta Valencia y vivir aquí, sobre todo por el clima», subraya con una sonrisa en el rostro.

AUSTRALIA - Bree Sheehan «Por mi trabajo, elijo donde vivir»

En Valencia viven 97 australianos actualmente. El 0,1 % de la población extranjera. Una de estas residentes es Bree, una mujer que se mudó hace más de un año buscando nuevas experiencias. « Me gusta practicar yoga, ir a la playa, salir por Ruzafa o el Carmen», destaca. Se dedica al sector de la aviación en una Compañía Internacional. Puede trabajar a distancia y, por esto, ella decide donde vivir. Señala que ha escogido Valencia porque es una localidad que le recuerda a su ciudad natal, Gold Coast.

ESTADOS UNIDOS - Jennison Grigsby «Terminé conociendo al amor de mi vida»

Hace cuatro años que viajó a Valencia por primera vez con sus amigas. Nunca se hubiese imaginado que unas vacaciones de verano por el mediterráneo transformarían completamente su vida. Ahora Jennison está casada con un valenciano y tiene un niño de tres años. Hace un par de años se embarcó en su propio proyecto y actualmente dirige un centro de yoga. «California y Valencia son bastante similares, pero la calidad de vida es mejor aquí», subraya Jennison.

Quatre Carreres acoge a un de cada diez

El informe emitido por la Oficina de Estadística del Ayuntamiento, muestra el nuevo mapa de la población inmigrante en Valencia. Hondureños, bolivianos y chinos son las nacionalidades que predominan dentro del distrito Quatre Carreres. El segundo término municipal con un mayor índice de extranjeros es Camins al Grau, en este distrito viven la mayoría de personas que nacieron en Oceania.

En la otra posición del gráfico, el informe indica que tanto los Pobles del Nord como los Pobles del Sud de Valencia no cuentan con un gran número de foráneos empadronados. Las localidades con menos extranjeros son El Palmar con 45 residentes nacidos en otro país y Mahuella con 4 extranjeros. En el punto intermedio, el informe muestra el porcentaje de foráneos que residen en el término de L'Olivereta, más de 4.000 extranjeros o en el distrito de Benicalap, 5.000 inmigrantes. El estudio también revela que el 17 % de los residentes de origen rumano viven en el distrito Poblats Marítims. El 22% de las personas de origen estadounidense viven en el distrito de L'Eixample y el 11% de marroquís en el término de Rascanya.

Otro de los datos llamativos de la investigación es que el 48% de los extranjeros se queda a vivir en Valencia. Para conseguir residir legalmente en España siendo extranjero, hay varios supuestos. Sin embargo, la mayoría de personas que han nacido en otro país y viajan solas y sin papeles tienen que solicitar la tarjeta por arraigo laboral. Con este procedimiento la persona extranjera debe justificar una permanencia continuada en España de un periodo mínimo de dos años. Además debe demostrar que está en situación irregular y empadronado en la misma ciudad donde está viviendo. Por otra parte, según la ley de extranjería debe acreditar ante el Ayuntamiento un contrato de trabajo cuya duración no sea inferior a seis meses.

Fotos

Vídeos