Cómo evitar que te destripen el último capítulo de Juego de Tronos

Si aún no sabes cuándo vas a poder ver el final de Juego de Tronos y ya estás sufriendo porque temes enterarte del desenlace sin querer, echa un vistazo a estos trucos para hacer frente a los temidos spoilers

Ermita de San Juan de Gaztelugatxe, Rocadragón en Juego de Tronos. Ilustrar un spoiler sin spoilear es muy difícil, así que hemos puesto esta foto porque es preciosa y es un de los escenarios de la serie/S. G.
Ermita de San Juan de Gaztelugatxe, Rocadragón en Juego de Tronos. Ilustrar un spoiler sin spoilear es muy difícil, así que hemos puesto esta foto porque es preciosa y es un de los escenarios de la serie / S. G.
SILVIA GUILLÉNValencia

Juego de Tronos pone fin a ocho años de intrigas palaciegas, dragones, relaciones incestuosas y luchas de poder por el Trono de Hierro. Y como pasa siempre con series tan vistas como #GoT, el espectador se enfrenta a sus miedos más profundos.

El primero es el miedo a lo desconocido: por favor, que la serie acabe como yo creo que debe acabar, que no sea un fraude, que no me decepcione. Que no me pase como a esa gente que estuvo seis años viendo Lost y aún no ha superado cómo terminó la serie.

Pero por encima de este miedo existe uno todavía peor, más destructivo aún, el miedo a ser spoileado, el miedo a que nos destripen el final. Especialmente cuando sabes que el último capítulo se emite a las tres de la madrugada del lunes y no podrás verlo hasta pasadas mínimo quince horas. A menos que ese día no tengas nada que hacer, puedas despertar plácidamente y desayunarte el último capítulo de Juego de Tronos, se avecina un día complicado. Pero no te preocupes, te vamos a ayudar en la difícil empresa que tienes por delante: evitar conocer el final de Juego de Tronos antes de verlo relajadamente a la hora que quieras del lunes. Eso sí, no te demores porque la ineficacia de estas directrices es directamente proporcional al tiempo que dejes pasar antes de ver el séptimo capítulo de la octava temporada de Juego de Tronos.

A continuación te vamos a contar cómo hacer frente al peor lunes del año, como mínimo.

Silenciar personas: no se puede

De antemano debes saber que ni la tecnología puede hacer frente a la maldad humana. Ni siquiera a la más inocente de las malicias, esa que surge espontánea en algunas personas. Si cuando llegues al trabajo, te cruzas en el ascensor con la típica persona bocazas y se le ocurre emitir el mínimo juicio de valor sobre el final de Juego de Tronos, lo siento mucho. Has de saber que no hay tecnología suficiente en este mundo para contrarrestar eso. Podrías cerrar los ojos, gritar Dracarys! y que la magia fluya, pero no. En realidad solo puedes gritar, taparte los oídos, blasfemar y mostrarte el ser más antipático de todos para que, con suerte, esa persona no vuelva a hablarte en la vida ni del tiempo.

Pero puedes usar un pequeño truco: ponerte los auriculares. Cuanto más grandes, mejor. Camina con ellos por la oficina, por la calle, por el supermercado, por el gimnasio, por donde sea. Y si puedes hacerte con unos que tengan anulación del ruido, mejor que mejor. Deben ser disuasorios por un lado, para que nadie ose si quiera a pedirte la hora y, por descontado, un escudo de protección ante ondas de sonido portadoras de spoilers Pero ojo, nada de radio. Tira de Spotify o de YouTube Music. No permitas que ni Alsina, ni la Otero, ni Francino tengan la oportunidad de desvelarte nada.

Y si ves la tele… bueno, dado el nivel de la televisión en España, en ese sentido no hay peligro. Lo peor que te puede pasar en este caso es ver a Isabel Pantoja abrazada a una palmera en una isla okupada, llorando. Pero ese es otro tema.

Redes sociales: abstinencia

Se dice que el mejor anticonceptivo es la abstinencia. Pues bien podría aplicarse esta premisa en este caso también. Lo ideal es que pases el día sin entrar en las redes sociales y ya está. Pero si eres una de esas personas adictas a muros, stories y tuits, aquí van una serie de trucos para sortear spoilers.

En Twitter puedes bloquear palabras clave o silenciar cuentas temporalmente para evitar información que no quieres en tu cerebro. Cómo: en Configuración y privacidad > Preferencias de contenido > Silenciado > Palabras silenciadas. Una vez ahí puedes añadir tantas palabras como se te ocurran. Aquí, un listado básico: GoT, Juego de Tronos, Sansa, Arya, Bran, Daenerys, Jon Nieve, dragones, dragón, Tyrion, Stark, HBO, Dracarys... Este listado puede ser tan extenso como profundo sea tu temor a ser spoileado.

Silenciar palabras en Twitter
Silenciar palabras en Twitter

Si sabes que incluso así es posible que veas o leas algo que no te conviene porque, por ejemplo, HBO en Twitter se dedica a publicar contenidos relacionados con el último capítulo emitido, todas las semanas (WTF!), tu segunda tarea es silenciar cuentas. Tan sencillo como ir al perfil de la cuenta de Twitter que quieras silenciar, pulsar el botón de Opciones > Silenciar.

Smartphones

Para el resto de redes sociales existe la opción de instalarte una aplicación en el móvil que bloquea las palabras que le especifiques. Para Android tienes Spoilers Blocker y para iOS tienes Spoiler Block. Ambas son muy sencillas de usar: introduces la palabras que quieres omitir y seleccionas en qué aplicaciones quieres que se aplique esta restricción.

Gmail y Chrome: gracias Google

Pero si tu día a día es delante del navegador y la bandeja de entrada del correo, tu escudo antispoilers definitivo es una extensión de Chrome. Por ejemplo, Unspoiler, Spoiler Controller y Spoiler Shield. Su funcionamiento está basado en el mismo principio que las anteriores: bloquear palabras. Introduces los términos y listo.

Para Gmail existe una opción que permite bloquear correos con información que no quieres. Cómo: entra en Configuración > Filtros y direcciones bloqueadas > Crear filtro. Una vez ahí solo tienes que configurar el filtro que bloquee correos que contengan las palabras que definas.

Filtro de Gmail para bloquear spoilers
Filtro de Gmail para bloquear spoilers

Y por último, disciplina

No caigas en la tentación de hacer clic en titulares que incluyan contenido sobre el último capítulo de Juego de Tronos. Ni siquiera intentes averiguar de puntillas cuál es el sentir generalizado sobre el final de la serie. No. Seguro que te encuentras con la típica encuesta inocente, tipo: ¿Te ha gustado el final de Juego de Tronos?. No, no lo hagas. Porque si lees que a la gente le ha gustado mucho o todo lo contrario, empezarás a hacer cábalas y entrarás en bucle, intentando imaginar una y otra vez cuál es el final. Y no vale la pena. Como dijo Don Draper: Los peores miedos nacen de la anticipación. 

Así que lo dicho, cautela, precaución y buena suerte.