El alma negra de la 'manada' de Callosa

Otras tres mujeres, una de ellas menor, acusan de intento de secuestro, violación y uso de alguna sustancia para dejar inconsciente al joven de 22 años detenido por la violación grupal

El alma negra de la 'manada' de Callosa
Arturo Checa
ARTURO CHECAValencia

La investigación de la Guardia Civil sobre la supuesta violación grupal cometida por cuatro sospechosos sobre una joven de 19 años en Callosa de Sarrià empieza revelar una personalidad inquietante. Las denuncia de la víctima de la violación no es ya la única que empieza a significar que se vislumbre un alma negra entre los arrestados por la agresión sexual. Junto a la víctima del último hecho, otras tres mujeres han presentado denuncias en los últimos días contra un joven de 22 años, de origen ecuatoriano (procedencia de todos los encarcelados), con un rosario de tremendas acusaciones detrás.

Más información

Intento de secuestro, violencia sexual, uso de algún tipo de sustancia para dejar inconsciente a otra víctima e incluso a su propio novio (curiosamente uno de los ahora detenidos)... Son algunas de los delitos que, según una nota de la Guardia Civil de Alicante, se está investigando respecto al joven de 22 años preso desde hace unos días.

Las acusaciones contra el joven comenzaron al día siguiente de ser detenido. Ese día, una adolescente de 17 años se presentó en el cuartel de la Benemérita y señaló al sospechoso como autor de un intento de violación y abusos sexuales. La afectada indicó que ocurrió en octubre de 2018, una noche hacia las dos de la madrugada, cuando el ahora detenido llevó engañada a la víctima en su vehículo hasta Callosa. Allí la amenazó para tener sexo. Ella se negó, pero el integrante de la presunta manada trató de introducirla por la fuerza en su casa. La joven consigue zafarse y huir del agresor, aunque durante el forcejeo la llegó a someter a abusos sexuales.

Las supuestas andanzas del 'alma negra' del grupo estarían produciéndose desde hace un año. A enero de 2018 se remonta la denuncia presentada por otra joven, en este caso de 22 años. También tras conocer el arresto de la Benemérita, la mujer denunció que en ese fecha, estando en casa con su expareja (precisamente otro de los detenidos), llegó al domicilio el joven de 22 años y otro amigo, sin identificar hasta el momento. En ese instante se abre un agujero negro en la memoria de la joven. Tanto ella como su expareja como ella perdieron el conocimiento hasta el día siguiente. Al despertarse estaba desnuda de cintura para abajo, con lesiones internas. Y ni rastro de los visitantes. Los investigadores de la Guardia Civil están tratando de identificar al otro joven que, supuestamente, habría participado en esta agresión sexual.

Las denuncias llegan incluso desde el entorno sentimental pasado del acusado. Una expareja del joven (una mujer de 18 años) sitúa . En esta ocasión, al parecer, durante un viaje realizado en junio de 2018 con unos amigos, el hombre de 22 años le obliga por la fuerza a mantener relaciones sexuales con él, tras una violenta discusión que podría haber tenido lugar delante de estas personas.

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, ha asegurado que «los indicios señalan que puede haber más hechos delictivos y más personas implicadas».

La investigación dará frutos«, ha reiterado el delegado del Gobierno en relación a »hechos denunciados y no denunciados«; y ha agregado: »creo que tendremos resultados en poco tiempo, a lo largo de la semana«.