La playa de Campoamor, en Orihuela, destrozada por el temporal